20 de julio de 2014 / 04:36 p.m.

Los Ángeles.- Los 198 cuerpos localizados hasta ahora en el lugar donde cayó el avión malasio derribado fueron trasladados este domingo a hospitales de Donetsk, mientras aumenta la presión internacional para que el presidente ruso, Vladímir Putin, inicie una investigación sobre el siniestro.

Los cadáveres fueron cargados en cinco vagones refrigerados en la localidad de Torez tras ser supervisados por los observadores de la OSCE, según algunas fuentes, aunque otras afirman que los expertos aún no han podido inspeccionar los cuerpos.

Según la agencia rusa RIA Nóvosti, los expertos contabilizaron 198 cuerpos, aunque el jefe de la misión de la OSCE en Ucrania, el suizo Alex Hug, dijo al diario británico The Guardian que "inspeccionaron (el tren), pero no contaron el número de víctimas, argumentando que no podían sin los medios técnicos necesarios".

En cualquier caso, tres días después de que el avión fuera derribado por un misil los servicios de rescate ucranianos han retirado la mayoría de los cuerpos localizados en un campo junto a la localidad de Grábovo, donde cayó la mayor parte de los restos del avión malasio con 298 personas a bordo.

"Allí sólo quedan unas 20 bolsas con partes de cuerpos que no estaban enteros", dijo uno de los socorristas ucranianos entrevistado a pocos metros del centro de la tragedia.

Los separatistas prorrusos reconocieron este domingo haber trasladado ya a Donetsk a varias decenas de cuerpos y que habría que sumar a los 198 localizados por los servicios de rescate ucranianos.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL