MULTIMEDIOS DIGITAL y NOTIMEX
22 de marzo de 2016 / 06:58 p.m.

México.- El embajador de México ante el Reino de Bélgica, Eloy Cantú Segovia, informó que los 3 mexicanos que se encontraban desaparecidos tras los atentados en el aeropuerto de Bruselas se pusieron en contacto con la cancillería para asegurar que estaban con bien.

Se trataba de un trabajador de la embajada que estaba junto con su madre y su hermana, cuyas identidades no han sido reveladas.

Con esto, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que los cinco mexicanos que se encontraban en el aeropuerto de Bruselas cuando sucedieron los atentados terroristas se encuentran bien y están a salvo.

La canciller Claudia Ruiz Masiieu aseguró que hasta el momento no se tiene registro de mexicanos muertos o heridos por los ataques suicidas en el aeropuerto internacional de Zaventem y la estación Maalbeek del metro.

"Sin embargo, el propio centro de crisis sigue en proceso de evacuar y canalizar a las víctimas de tal manera que esa no es información final pero sí es la que tenemos hasta este momento que nos lleva a decir que no tenemos identificado que haya victimas mexicanas ni heridos ni fallecidos", puntualizó.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó en un comunicado que las alumnas que estudian en Bélgica, Lizeth Castro Herrera y Alejandra Plaza Limón, se reportan bien de salud.

En conferencia de prensa, Ruiz Massieu llamó a los ciudadanos mexicanos a contactarse con las autoridades de su país para poder contactarlos con sus familiares y con ello poder confirmar que se encuentren en óptimas condiciones.

Aseguró que la crisis que se vive en el país europeo ha llevado a que exista una saturación en las líneas de comunicación, por lo que solicitó contactarse con la Embajada y la Cancillería a través ya sea de manera personal, vía telefónica o a través de las redes sociales.

"Hemos tenido casos durante el día de gente que se comunica y nos ha compartido que no saben el paradero de algún familiar y al cabo de algunas horas estas personas se han puesto en comunicación con la Embajada, el tema es que las comunicaciones están saturadas", dijo.

Ante este escenario, la canciller de México señaló que los propios mexicanos no pueden ponerse en contacto con sus familias con tanta facilidad, lo que se ha reflejado en más de 100 llamadas que ha recibido la Embajada para verificar el estado de los connacionales.