29 de enero de 2015 / 04:43 a.m.

Marshawn Lynch encontró una nueva manera de decir nada.

Un día después de haber dado la misma respuesta de una sola oración en el Día de Prensa previo al Super Bowl, el running back de los Seahawks de Seattle tuvo otra contestación ensayada para todo tipo de preguntas.

"Ustedes saben por qué estoy aquí", respondió Lynch a todas las preguntas excepto a una el miércoles.

Lynch subió a un podio en lugar de sentarse en su lugar asignado originalmente donde un gran número de periodistas y camarógrafos se había reunido. Permaneció durante cinco minutos antes de irse.

La única vez que Lynch tuvo una respuesta diferente fue cuando se le preguntó qué música escucharía antes de enfrentar a los Patriots de Nueva Inglaterra el domingo en el Super Bowl.

"Es una canción nueva. Marshawn. Ustedes saben por qué estoy aquí".

El martes, Lynch repitió "sólo estoy aquí para que no me multen" mientras la prensa trataba de conseguir una respuesta distinta en el US Airways Center.

Algunas de las preguntas que Lynch se rehusó a responder el miércoles fueron:

— "¿Por qué tienes que ser tan arrogante con todos nosotros?"

— "¿Tienes un mensaje para tus seguidores?"

— "¿Puedes decir algo sobre tu fundación de beneficencia?"

— "¿No es toda esta actuación una medida egoísta?"

En noviembre, la NFL multó a Lynch con 50.000 dólares por violar la política de la liga sobre los medios de comunicación además de cobrar otra sanción previa por el mismo monto que le fue impuesta a Lynch tras infracciones similares de la temporada pasada. La sanción de 2013 había sido suspendida a la espera de una futura cooperación de parte del running back.

La organización de periodistas y columnistas de fútbol americano de Estados Unidos presentó una queja a la liga sobre la sesión del martes y Lynch recibió ya un aviso sobre otra inminente sanción.

Un vocero de la liga se negó a hacer declaraciones.

Los jugadores de los Seahawks siguieron defendiendo a Lynch, argumentando que es una persona diferente fuera de las cámaras y los micrófonos.

"El Marshawn que todos nosotros conocemos obviamente trata de ser diferente ante los medios", aseguró el centro Max Unger. "Desafortunadamente ustedes no obtienen el panorama completo de quién es en el vestuario y como persona. Es de lo mejor. Creo que si preguntan a cualquiera en ese vestuario les dirá lo mismo, que es uno de los mejores tipos con quién convivir. Tiene una relación particular con los medios y ustedes deberían dejarlo así. Él llega y dice algo y eso es lo que la NFL desea. La cuestión es que uno no puede regular la calidad de la respuesta".

AP