ap
29 de enero de 2016 / 05:08 p.m.

Perú.- Machu Picchu, "la ciudad perdida de los incas", no figura en la lista de la UNESCO de sitios declarados Patrimonio de la Humanidad en peligro, pero enfrenta numerosos desafíos que bien podrían comprometer su existencia.

La propia UNESCO dice que, a la invasión de turistas se suman la tala de árboles, un deficiente manejo de desperdicios y la expansión de la agricultura. Expertos peruanos han hecho sonar las alarmas y advierten contra el riesgo que representan cosas que van desde las emisiones de los vehículos, hasta el constante golpeteo de los turistas al caminar, que dicen puede tener un efecto similar al de un pequeño

El lugar recibe casi 2.500 visitantes diarios, que se cree es mucho más de lo que puede soportar. La ciudad fue construida en el siglo XV en lo alto de Los Andes peruanos, para acomodar una población de no más de 800 personas.

Otros sitios patrimonio de la humanidad que peligran:

Omori, Japón

Esta ciudad del occidente de Japón no tenía "valor universal alguno", según el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, que recomienda cuáles deben ser considerados Patrimonio de la Humanidad. Su único atractivo era una mina de plata que dejó de funcionar hace tiempo. No contaba con hoteles, con excepción de un pequeño albergue de ocho habitaciones. Hasta que, cediendo a intensas presiones del gobierno japonés, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2007. Un año después la visitaron casi un millón de personas, que esta pequeña comunidad no estaba preparada para recibir.

Lijiang, China

Con mucha fanfarria, esta ciudad china construida hace 800 años en la provincia de Yunnan fue incorporada a la lista en 1997 y es hoy el principal destino turístico del país. La ciudad comenzó a atraer a gente de afuera con más dinero y conocimientos, que desplazaron a los locales y generaron tensiones. A principios de los años 2000 el 90% de las propiedades del centro estaban en manos de gente nueva que se beneficiaba del turismo.

Unos 150.000 turistas visitaban la ciudad antes de que fuese declarada patrimonio de la humanidad. Tres años después de esa declaración, hubo 2,8 millones de visitantes y el año pasado, 16 millones. Las casitas son reproducciones, ya que casi toda la ciudad fue destruida por un terremoto en 1996.

Mont Saint-Michel, Francia


Esta isla con una espectacular abadía del siglo VIII en su cima fue uno de los primeros sitios en ser declarados patrimonio de la humanidad. Centro de peregrinajes en la Edad Media, sufrió numerosas transformaciones, pero siempre atrajo a los fieles y los románticos, a pesar de que durante la Revolución Francesa fue usado como una prisión.

Con una superficie de 100 hectáreas y apenas 50 residentes fijos, atrae hasta 2,8 millones de visitantes anuales. La Smithsonian Magazine dijo que "sus angostas calles medievales están repletas de turistas apelotonados, como si estuviesen en un tren subterráneo de una ciudad grande en horas pico. La calle principal es una sucesión de cafés, restaurantes, hoteles y negocios que venden todo tipo de recuerdo imaginable".