NOTIMEX
28 de septiembre de 2016 / 05:03 p.m.

BUENOS AIRES.- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, advirtió hoy que su gobierno será evaluado por la reducción de la pobreza que hoy afecta al 32.2 por ciento de la población.

Macri ofreció una rueda de prensa en Buenos Aires después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) diera a conocer las primeras cifras oficiales de pobreza del actual gobierno.

De acuerdo con el Indec, 8.7 millones de argentinos son pobres, es decir que no tienen los ingresos suficientes para adquirir una canasta básica alimentaria, en tanto que la cifra de indigentes alcanza a 1.7 millones de personas.

El presidente afirmó que estos altos niveles de pobreza se revelan luego de “años de negación”, en referencia a la intervención del Indec que realizó el fallecido ex presidente Néstor Kirchner y que continuó su viuda y sucesora, Cristina Fernández.

La intervención del Indec significó la manipulación de las estadísticas oficiales, mismas que perdieron credibilidad ante la opinión pública y ante organismos internacionales.

Pese a que Macri intentó responsabilizar a los gobiernos kirchneristas de la pobreza, ésta ha crecido durante sus casi 10 meses de gobierno debido a una mezcla de alta inflación, aumento de tarifas de servicios públicos y despidos masivos.

“Después de años de negación sabemos cuál es la realidad que nos golpea, porque saber que uno de cada tres argentinos es pobre es algo que nos tiene que doler y comprometer a trabajar juntos”, dijo.

Macri prometió durante la campaña electoral y en sus primeros meses de gestión “pobreza cero” en Argentina, pero este miércoles confesó que esa es una meta que no se logrará en sus cuatro años de gobierno.

También insistió en que el hecho de asumir que hay un 32.2 por ciento de pobres marca un punto de partida para medir el éxito o el fracaso de su gobierno.

“Acepto ser evaluado como presidente y como gobierno, más allá de todas las cosas que vayamos a hacer, un Estado presente debe estar reflejado en la reducción de la pobreza”, afirmó.

Macri se negó a especificar metas anuales de reducción de pobreza, al considerar que es “muy difícil”, pero confío en que ya están dadas las condiciones políticas, sociales y económicas para cumplir el principal objetivo de su gobierno.