AP
4 de septiembre de 2017 / 05:43 p.m.

PARÍS.- El presidente francés Emmanuel Macron se reunió con opositores venezolanos que buscan aumentar la presión internacional sobre el gobierno de Nicolás Maduro, que el lunes entregó notas de protestas a Alemania, Italia, España y Reino Unidos alegando intromisión en los asuntos internos del país suramericano.

El diputado Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, su vicepresidente diputado Freddy Guevara, y el activista de la oposición Roberto Patiño fueron quienes llegaron el lunes al Palacio del Elíseo en París. Hace unos días, Macron dijo que el gobierno de Maduro es una dictadura.

Lilian Tintori, activista y esposa del prisionero político y líder opositor Leopoldo López, no pudo estar presente. Tintori denunció que las autoridades venezolanas le confiscaron el pasaporte y le prohibieron salir de su país a raíz de un proceso judicial que le abrieron luego que la policía le decomisara la semana pasada una suma millonaria de bolívares en efectivo.

El canciller venezolano Jorge Arreaza cuestionó los pronunciamientos que realizaron las autoridades de España y Reino Unido sobre la prohibición de salida de Tintori y el acompañamiento que hicieron los embajadores de Alemania, Italia, España a la activista cuando intentó salir el pasado sábado por el aeropuerto internacional.

Borges dijo en un comunicado que en los siguientes días se reunirá con la canciller alemana Angela Merkel, la primera ministra británica Theresa May y con el presidente del gobierno español Mariano Rajoy.

Los expresidentes de España Felipe González y José María Aznar se adhirieron el lunes al grupo de apoyo a la libertad de Yon Goicoechea tras cumplirse un año desde que las autoridades venezolanas detuvieran al integrante del partido opositor Voluntad Popular.

Goicoechea, que tiene doble nacionalidad española y venezolana y cuya familia se encuentra en Madrid, fue acusado en un primer momento de poseer supuestos cordones explosivos y permanece detenido desde el 29 de agosto de 2016 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

González calificó la detención de “secuestro de un ciudadano español” puesto que se dictó una orden de excarcelación y la Fiscalía General de Venezuela pidió archivar el caso. El expresidente socialista hizo por tanto un llamamiento para que la Audiencia Nacional investigue los hechos a pesar de la negativa inicial de un juez. Los abogados de Goicoechea y su familia han recurrido la decisión del tribunal.

La esposa del opositor, Rosaura Valentini, leyó una carta de Aznar en la que el también expresidente de gobierno español se declaró “comprometido” con la suerte de Goicoechea “y con la de todos los presos políticos de Venezuela”.


pjt