Liliana Padilla 
18 de junio de 2013 / 12:31 p.m.

 

México  • Gustavo Madero advirtió que habrá sanciones si se encuentran irregularidades en el manejo de los recursos durante la gestión de Ernesto Cordero al frente de la coordinación en el Senado y anunció la depuración de la nómina de asesores.

Luego del intercambio de acusaciones entre legisladores afines a Cordero y los cercanos al nuevo coordinador, Jorge Luis Preciado, por los manejos financieros, préstamos y asesorías, el dirigente nacional del PAN anunció que hay una decisión de depuración.

“Hasta donde yo sé, la decisión que se ha tomado en principio es suspender mayoritariamente cualquier contrato de esta naturaleza para que el grupo los revise conjuntamente y vea los términos del costo-beneficio de cada uno de estos servicios”.

Cuestionado sobre la posibilidad de sacar de la lista de asesores a todos los personajes vinculados con el ex presidente Felipe Calderón, como su cuñado, Juan Ignacio Zavala, Madero dijo que lo que se debe hacer es transparentarla.

“Hay que transparentar cuáles son los entregables, cuál es el servicio, cuáles son los beneficios que se están dando para el grupo de cada uno de los servicios que se contratan para éste o cualquier otro proveedor”.

Ayer se tenía prevista la realización de una sesión extraordinaria del Comité Ejecutivo Nacional para discutir la propuesta del senador Javier Corral de revisar el manejo financiero de los recursos de la bancada durante la gestión de Cordero y hasta su remoción como coordinador.

A la reunión del CEN estaban convocados 40 integrantes de la dirigencia nacional panista, entre ellos varios senadores afines al actual presidente del Senado; sin embargo, el CEN no pudo sesionar pues no acudió, ni la mitad de sus miembros.

Destacó la ausencia de panistas afines a Cordero, pero también la de algunos cercanos a Gustavo Madero, como los diputados José Isabel Trejo, Rubén Camarillo y Rodolfo Dorador.

Pese a todo, el líder nacional panista negó nuevamente divisiones en el partido, evidenciadas por la disputa, ahora, de los recursos de la bancada en Senado, y dijo que una prueba de que hay unidad, es que senadores como Cordero o Javier Lozano participan de manera activa en las campañas blanquiazules en diversos estados.

Ayer al mediodía, Madero anunció que la intención de modificar los estatutos del reglamento de la bancada panista, para quitar el control financiero al coordinador, contraviene la normatividad partidista, con lo cual anticipó que la propuesta de los 22 senadores afines a Cordero, de fiscalizar el manejo de los recursos de la coordinación de Preciado, no prosperará.

“Ninguna ley inferior puede contravenir a una ley superior, eso es un principio de legalidad y hay ciertos límites de competencia que se deben respetar. En ese ámbito de competencia se pueden tomar las decisiones que correspondan, pero nunca contraviniendo o yendo más allá de lo que dispone una ley o un estatuto superior como es el caso del Partido Acción Nacional”.

Madero defendió el nombramiento del senador Víctor Hermosillo, cercano al ex gobernador de Baja California Ernesto Ruffo, como el responsable de las finanzas de la bancada y señaló que será un referente de confianza, pues garantiza imparcialidad, objetividad, austeridad y transparencia.

Además, aseguró que el relevo en la coordinación parlamentaria debe ser visto como una oportunidad para que haya más transparencia, inclusión, discusión e institucionalidad, mediante la comunicación con la dirección nacional.

Claves

Antecedentes

- Un grupo de 22 senadores afines a Ernesto Cordero anunció su intención de modificar los estatutos de la fracción para quitar el control de los recursos al coordinador Jorge Luis Preciado.

- Los legisladores agrupados en el ala maderista advirtieron que solicitarían una auditoria a la gestión de Ernesto Cordero.

- Gustavo Madero justificó la auditoría al señalar que éstas se realizan anualmente y al concluir cada gestión, como ocurrió al ser removido el ex secretario de Hacienda.