Liliana Sosa 
31 de agosto de 2013 / 03:45 p.m.

 

México • El presidente del PAN, Gustavo Madero, pidió al gobierno federal que considere diversas opciones para disolver las manifestaciones que “rompen o brincan la raya” y afectan a terceros, como las tanquetas de agua.

“Yo veo en Chile, por ejemplo, hay el uso del agua como una manera de expresar y disolver alguna expresión, una manifestación violenta cuando se llega a estos extremos y aquí en México esos esquemas están completamente fuera de las opciones”, dijo en entrevista.

 

Aseguró que no tiene que haber una represión contra los maestros, pues no se tiene que ir a los extremos, explicó que hay muchos grados de participación de la autoridad que no violentan a los manifestantes, uno de ellos, el agua.

 

“Nosotros lo que apoyamos es el ejercicio responsable de la autoridad, hay muchos métodos para hacer, precisamente, valer también el derecho de terceros que no son los que se están poniendo ahorita sobre la mesa.”

 

Más adelante, el dirigente panista coincidió con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos respecto a la omisión en que han incurrido las autoridades capitalinas ante las marchas y bloqueos de la Coordinadora.

 

Agregó que hay una evasión de responsabilidad, pues promover que se establezcan mesas de diálogo no implica que la autoridad evite cumplir su responsabilidad y garantice el desempeño de los Poderes en el Congreso y el flujo de los viajeros en los aeropuertos.

 

Al respecto, el PRD hizo un llamado al gobierno federal a no reprimir a los maestros de la CNTE, ante la especulación de que ya se hubiera tomado la decisión de usar la fuerza pública el 1 de septiembre.

 

Miguel Barbosa, coordinador de los senadores perredistas, pidió al gobierno federal favorecer la vía del dialogo: “Observamos que hay diversos hechos que nos pueden llevar a una especulación de que la decisión de usar la fuerza pública para reprimir a los maestros de la CNTE pudiera haber ya sido tomada.

 

“Hay muchos acontecimientos de los cuales puede desprenderse esta especulación, ante esa circunstancia es necesario que las legisladoras y los legisladores del PRD fijemos una posición política rechazando el posible uso de la fuerza”, subrayó.

 

Por separado, el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, refrendó la voluntad de ese órgano legislativo en favor del diálogo con la Coordinadora y descartó cualquier escenario de represión.

 

“El gobierno federal y el gobierno de la ciudad de México están haciendo su mejor esfuerzo para llegar a un acuerdo con los maestros disidentes; han sido recibidos ya cinco veces por el Congreso.

 

“No queremos violencia, queremos vivir en paz y en tranquilidad”, subrayó el senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entrevistado en la sede senatorial.