18 de mayo de 2013 / 03:31 p.m.

México y Tijuana  • l líder nacional del PAN, Gustavo Madero, citó a los senadores de su partido a una reunión extraordinaria el próximo martes para valorar la permanencia de Ernesto Cordero al frente de la coordinación en el Senado.

Desde Tijuana, Cordero aseguró que cuenta con el apoyo de “una clara mayoría” de los senadores, quienes consideran que su trabajo ha sido el adecuado para continuar con ese liderazgo.

Por separado, el dirigente nacional enumeró “hechos, declaraciones y posicionamientos que están mostrando a un partido que tiene falta de unidad y de coordinación, y esto lo debemos de solucionar y atender”.

Madero enumeró los hechos, que desde su punto de vista, transmiten una imagen “confusa” del partido desde el Senado:

"Son hechos particulares, pero que sí transmiten ante la opinión pública una imagen confusa, una imagen que no tiene la contundencia de la coordinación, de la claridad, de lo que el Partido Acción Nacional es y defiende con el Pacto, con la reforma política, con la relación con los otros partidos, con la relación con el gobierno y con las prioridades de la agenda misma".

Por ello el presidente nacional del PAN insistió en que el próximo martes todo esto se tendrá que revisar y ver "qué cambios habrá que hacer".

Madero dijo que convocó a la reunión bajo tres consideraciones: la situación del país, la situación del partido y “este tipo de eventos y declaraciones que presentan ante la opinión publica algunos desencuentros”.

El líder partidista dijo que el encuentro con los senadores, del cual ya informó a Cordero, servirá para que su partido "salga más articulado, mejor coordinado".

—¿Mejor coordinado con otro coordinador?

—Yo puse, nombré a Ernesto Cordero y es una atribución que tiene el presidente del partido.

Al cuestionarle si Cordero será removido del cargo como coordinador de la bancada, dijo: "Como presidente del partido puedo tomar la decisión de removerlo, la puedo tomar hoy, mañana o el martes o el año que entra; es una facultad irrenunciable y es una responsabilidad".

Al preguntarle si Cordero tiene "los tamaños" para ser dirigente del PAN, señaló: "No me toca a mí verle los tamaños a nadie. Ahí te la dejo".

Dijo que con los senadores de su partido valorará el trabajo realizado por su coordinador. "Es algo que vamos a valorar conjuntamente, es un ejercicio que tenemos que hacer a un año, hacer esta valoración conjuntamente. Qué área de oportunidad tenemos, qué fallas, qué aciertos, qué logros".

Señaló que el PAN ha podido influir en la agenda nacional "y sacar adelante reformas históricas con el sello panista impregnado mayoritariamente. Y ahí están los espacios de todos los senadores, están los espacios de todos los diputados y es un ejercicio colegiado. Aquí no hay un logro individual de nadie".

Madero pidió comprensión para entender que el PAN seguirá denunciando las irregularidades electorales que cometa el PRI, pero también se mantendrá en el Pacto por México.

En el caso de las denuncias contra César Nava, ex líder nacional panista, y Miguel Ángel Yunes, ex director del ISSTE, Madero dijo que aunque no se defenderá a nadie, se tata de denuncias que ya fueron atendidas y que resurgen en pleno periodo electoral.

Despreocupado

El coordinador de la bancada panista en el Senado se mostró despreocupado por las declaraciones de Madero, y también sobre la postura de sus compañeros de bancada que señalan una salida "inminente".

"¡No pasa nada, no pasa nada!, el PAN es un partido al que le gusta platicar las cosas; vamos a platicar todos el próximo martes con el presidente Madero, a quien respetamos mucho (…) Ha habido igual también una clara mayoría de los senadores del PAN que consideran que la bancada ha sido conducida con eficiencia y con resultados. Ahora sí que pregúntenle a ellos".

Cordero llegó a Tijuana desde temprano, al mismo tiempo que en la Ciudad de México, Madero encabezaba una rueda de prensa en la que opinó que desde el Senado transmiten una imagen "confusa" del partido.

Como parte de su agenda, el senador acompañó al candidato a la alcaldía de Tijuana de la coalición Unidos por Baja California, Alejandro Monraz, a un recorrido en una fábrica de muebles de madera.

El senador y el candidato se colocaron el equipo de protección que les proporcionó la empresa y aunque al inicio de la gira se mantuvieron juntos, la cercanía entre ambos panistas disminuyó por una serie de llamadas telefónicas que distrajeron al senador.

A las 16:40 horas (tiempo del Pacífico), Cordero atendió una rueda de prensa junto al candidato a la presidencia municipal que no duró más de 10 minutos, debido a que rehusó ahondar sobre las declaraciones del dirigente nacional del PAN.

Tras finalizar la atención a medios de comunicación, el senador se dedicó a saludar a quienes se acercaban con él, mientras esquivaba a los reporteros que le preguntaban sobre su posible destitución como coordinador de la bancada panista en el Senado.

DANIEL VENEGAS Y GABRIELA MARTÍNEZ