18 de junio de 2014 / 08:24 p.m.

Los Ángeles.- Lacey Spears, la madre que, presuntamente, envenenó a su hijo de cinco años con sal se declaró este martes no culpable de los cargos de asesinato depravado en segundo grado y homicidio no intencional en una audiencia en la Corte Suprema de White Plains.

La mujer de 26 años se encuentra detenida sin derecho a fianza y enfrenta hasta 25 años de prisión de resultar culpable, informó la agencia AP.

El 17 de enero, Spears llevó a su hijo al Nyack Hospital en el condado Rockland, indicando que el menor sufría de convulsiones. Dos días después, el sodio en el cuerpo del niño alcanzó niveles extremos, determinaron médicos del Westchester Medical Center donde fue transferido.

Fiscales alegan que, mientras la mujer acompañaba a su hijo en la institución, ésta le administró la sustancia por el tubo de alimentos al que estaba conectado.

El menor fue declarado muerto el 23 de enero bajo un diagnóstico de muerte cerebral.

Autoridades indicaron, además, que la acusada podría estar sufriendo de una enfermedad psiquiátrica conocida como "Munchausen by Proxy", bajo la que una madre o padre enferma a un hijo para ganar atención y simpatía.

FOTO: Facebook

TELEDIARIO DIGITAL