4 de noviembre de 2014 / 05:59 p.m.

Caracas, Venezuela.- El presidente, Nicolás Maduro, anunció el lunes un aumento del 15% del salario mínimo para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, afectado por una desbordada inflación que alcanzó en agosto una tasa anualizada de 63,4%.

Maduro indicó que el incremento del salario mínimo para los trabajadores públicos y privados comenzará a regir desde el 1 de diciembre.

"Este año el salario mínimo nacional lo hemos aumentado en enero 10%, en mayo 30%... (y) cumpliendo el compromiso que yo asumí con los trabajadores el 1 de mayo en la calle (de considerar un aumento a finales de año), es que he decidido... decretar el aumento del salario mínimo al 15% desde el primero de diciembre", dijo el gobernante durante un acto con trabajadores del sector público transmitido a la nación por radio y televisión,

Con este ajuste, el salario mínimo de los venezolanos se elevará a 4.889,54 bolívares (unos 776,11 dólares a la tasa oficial de cambio de 6,30 bolívares por dólar). El sueldo mínimo actual es de 4.251,78 bolívares (unos 674,88 dólares).

El anuncio se produjo una semana después que el gobernante aprobó incrementar en 45% el salario de los militares a partir del 1 de noviembre. Ese nuevo incremento para el sector castrense, que desde 1999 ha recibido aumentos salariales cercanos a 500%, no fue bien recibido por muchos en este país sudamericano donde la incidencia en los precios de distintos tipos de cambio de divisas existentes y la inflación, una de las mayores del mundo, devora rápidamente el ingreso familiar.

A muchos venezolanos causó antipatía que los militares fuesen privilegiados sobre otros trabajadores públicos que intentan con magros salarios cubrir la totalidad de sus necesidades.

El gobernante no precisó a cuanto se elevaba el salario promedio de los integrantes de la Fuerza Armada, que está integrada por unos 100.000 venezolanos, sin distinción de rangos.

Los críticos del gobierno demandaron aumentos para todos los sectores del país, incluidos aquellos trabajadores que tienen ingresos superiores al salario mínimo que por años sus sueldos se han mantenido congelados.

En ese sentido, sin dar detalles, Maduro destacó que el nuevo incremento "también impacta en los contratos que se están discutiendo y firmando en el sector privado y público porque es la base y al subir la base debe subir todo lo demás".

La inflación en Venezuela sigue manteniendo un ritmo acelerado pese a los estrictos controles que impuso el gobierno de Maduro en noviembre del 2013 que implicaron las expropiaciones de algunos comercios de electrodomésticos señalados de especular, multas millonarias y las rebajas de precios de algunos productos que decretó el gobernante.

La tasa de cambio del llamado "mercado negro" — donde la divisa estadounidense se negocia a más de 12 veces del valor de la tasa oficial de 6,30 bolívares por dólar— se ha convertido en el referente de los precios de algunos productos generando presiones adicionales sobre la inflación.

En el país operan otras dos tasas oficiales: Una que se fija en un mecanismo de subastas de divisas que está alrededor 11,7 bolívares por dólar y otra tasa que está en 49 bolívares por dólar.

 

FOTO: AP

AP