28 de noviembre de 2014 / 04:44 p.m.

Uruguay.- Por segunda vez en lo que va de noviembre, los profesores de enseñanza secundaria pública de Uruguay realizaban el viernes una huelga de 24 horas en protesta por las agresiones recibidas en los liceos.

La decisión fue criticada por el gobierno. El ministro del Interior Eduardo Bonomi dijo que el paro "no ayuda" a solucionar el problema y dejó entrever que los estudiantes podrían agredir a los profesores buscando tener un día libre. "Si se para cuando un estudiante agrede, a mí se me ocurre que puede haber varios que pueden querer provocar un paro para no tener clase", sostuvo en conferencia de prensa.

El último caso de violencia contra los docentes ocurrió el miércoles en el liceo del barrio Casabó, uno de los más problemáticos y conflictivos de la capital uruguaya. Tres profesoras fueron golpeadas cuando acompañaban a la parada del transporte a una estudiante que temía ser agredida por otra. En el ataque participaron una estudiante y varios adultos. El caso está en manos de la justicia.

El dirigente sindical Emiliano Mandacen dijo a radio El Espectador que las declaraciones del ministro fueron "sumamente infelices y fuera de lugar" y reclamó "medidas que aseguren y garanticen la integridad física como psicológica de los estudiantes y profesores".

Un comunicado de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria emitido en ocasión del anterior paro el 17 de noviembre manifestó que "ha sido reiterado en los últimos tiempos la agresión a docentes por parte de personas ajenas a las instituciones educativas". Para el sindicato de profesores "situaciones como éstas generan que pocos quieran ingresar o permanecer como trabajadores de la educación".

Desde que las clases comenzaron en marzo al menos seis madres o padres fueron procesados por la justicia por pegarles puñetazos o tirar de los pelos a los maestros de sus hijos.

FOTO: EL PAÍS Y AP

TEXTO: AP