27 de marzo de 2013 / 12:16 a.m.

Integrantes de la CETEG advirtieron que advirtió que volverán a movilizarse y a cerrar la Autopista del Sol, si no se aprueban las reformas a la Ley de Educación del Estado.

 Guerrero • El magisterio disidente lanzó un ultimátum al Congreso local para que reforme la Ley de Educación del Estado a más tardar este miércoles 27 de marzo, de lo contrario volverán a movilizarse y probablemente cierren la Autopista del Sol.

La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) ofreció una rueda de prensa acompañada de los dirigentes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), la Red Guerrerense de Organismos de Derechos Humanos (REDH), la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), integrantes del Sindicato Unico de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) y los llamados “rebeldes” de la sección XIV del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Gonzalo Juárez Ocampo, secretario general de la CETEG, denunció que los integrantes de la 60 Legislatura local han mandado señales de que pretenden dilatar el procedimiento encaminado a dictaminar y someter ante el pleno el proyecto de decreto que motiva cambios a la Ley de Educación de Guerrero.

“Seguir en esa ruta sería una provocación y el rompimiento de los acuerdos alcanzados”, advirtió el líder del magisterio disidente.

Pidió a los representantes populares del PRD, PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, PVEM, PT y PANAL tener en cuenta que un detonante de las propuestas fue la sumisión con la que aprobaron la Reforma Educativa federal, lo que aseguró: “Constituye, indudablemente un acto de sumisión”.

Comentó que los profesores no se limitan a esperar el cumplimiento de los acuerdos pactados con el gobierno el fin de semana pasado, sino que el lunes hicieron llegar una carta a la Comisión de Gobierno, en la que se le plantea la necesidad de rectificar y enmendar un error muy serio.

Explicó que la propuesta de modificación a la Ley de Educación llegó a través del Ejecutivo local, pero en realidad fue elaborada desde la base trabajadora aglutinada en la CETEG.

Por eso indicó: “Queremos que no vuelvan a ofender al pueblo con una decisión equivocada, porque de no aprobar el decreto mañana (miércoles 27 de marzo), tendremos que dar curso a una etapa de movilizaciones intensas, contundentes para no dejar ninguna duda respecto a la necesidad de que se apruebe dicha ley”.

Andrés Pacheco Parra, dirigente magisterial del SUSPEG, dijo que los diputados no pueden manejar una postura de respeto a los tiempos que marca el procedimiento legislativo, ya que no lo hicieron cuando votaron a favor la reforma federal.

“Que no nos digan que van a seguir un proceso, porque cuando les dan línea no respetan dichos procedimientos y ahí está como prueba la reforma federal, ese es un ejemplo muy clarito de cómo se mueve la lógica de los diputados locales”, apuntó.

El también anticipó: “De no cumplirle al pueblo, los diputados van a ser los culpables de que las acciones vuelvan a resurgir”.

En los mismos términos se pronunció Manuel Olivares Hernández, secretario técnico de la REDH y Nicolás Chávez Adame, dirigente de la APPG.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN