28 de febrero de 2013 / 03:36 a.m.

Ciudad de México • El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra, afirmó que "no está de más" que la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, esté en la cárcel por el desvío de dos mil millones de pesos.

En entrevista, luego de recorrer el Centro de Desarrollo Infantil que fue desalojado el martes en San Lázaro, el diputado presidente indicó que los maestros del país querían que "ya se pusiera un freno a la frivolidad y a la corrupción".

Arroyo Vieyra fue cuestionado sobre si se siente más tranquilo ahora que Gordillo está en la cárcel, luego de que ésta lo "amenazara" en 2004, cuando Emilio Chuayffet y otros militantes la removieron de la coordinación de los diputados federales, al respecto respondió:

- Pues mire, no está de más.

En tanto, el coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, advirtió que el gobierno federal no debe de legitimarse ante la sociedad, o peor aun, utilizar como una cortina el caso de Gordillo para tratar de imponer medidas que lastimen a la sociedad como incrementar impuestos.

Dijo que aún queda pendiente el caso del líder sindical de Petróleos Mexicanos, Carlos Romero Deschamps, "que fue pública y denunciada la triangulación de recursos públicos para el financiamiento de campañas políticas".

ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN