NOTIMEX
21 de marzo de 2017 / 05:18 p.m.

WASHINGTON.- El vocero presidencial Sean Spicer usó el incidente del robo de la camiseta del mariscal de los Patriotas de Nueva Inglaterra Tom Brady para tener un momento de diversión con la prensa que cubre la Casa Blanca, con la que ha chocado de manera frecuente desde que asumió la función.

“Estoy feliz de que el individuo en el cuerpo de periodistas que tomó el jersey de Tom Brady… de que (la camiseta) ha sido devuelta de manera apropiada”, dijo Spicer desde el podio desde donde conduce su conferencia de prensa, antes de darla por concluida en medio de las risas de algunos comunicadores.

Esbozando una amplia sonrisa, Spicer remató: “Otro mal ejemplo de la prensa, pero corregimos esa falla”.

La Liga Nacional de Fútbol (NFL) informó el lunes que la camiseta con la que Brady ganó el Súper Tazón LI fue localizada tras un cateo de la Policía Federal y Procuraduría General de la República (PGR) en casa de Mauricio Ortega Camberos.

Ortega Camberos, quien hasta la semana pasada era el director del diario La Prensa de la Ciudad de México y estaba acreditado ante la NFL como parte de la prensa internacional, fue mostrado en imágenes de televisión cuando ingresaba a los vestidores de Los Patriotas al término del partido, el mes pasado.

Posteriormente fue visto abandonando el lugar, con la camisa abultada a la altura del estómago, lo que sugirió que podría haber llevado algo oculto.

En un comunicado la NFL dijo que durante el operativo conducido por autoridades mexicanas también fue recuperada la camiseta que Brady usó durante la victoria de los Patriotas en el Súper Tazón XLIX contra los halcones marinos de Seattle en 2015.

Ambas camisetas fueron encontradas en posesión “de un miembro acreditado de los medios internacionales de comunicación”, refirió.

La camiseta de Brady fue robada de los vestidores de los Patriotas en el “NRG Stadium” de Houston, Texas, y tiene un valor estimado de unos 500 mil dólares, de acuerdo con las autoridades.