1 de mayo de 2014 / 01:05 p.m.

Alabama.- El golpe más reciente de una larga cadena de mal tiempo a lo largo del sur y centro del país ocasionó ayer inundaciones en parte de Florida y la costa del Golfo de Alabama, dejando un muerto y decenas de personas varadas en automóviles y casas a la espera de que rescatistas encontraran la forma de llegar a ellas a través de caminos intransitables.

Cuadrillas de bomberos no pudieron responder a algunos llamados de ayuda debido a los caminos inundados en Pensacola y sus alrededores, y una mujer murió cuando su auto fue cubierto por el agua, dijeron funcionarios. Desde la playa se llevaron embarcaciones y motos acuáticas a las calles, mientras se organizaban rescates aéreos y la Guardia Nacional enviaba vehículos de neumáticos altos.

“Llegamos al punto en que no podemos enviar servicios de emergencia médica y cuadrillas de bomberos a responder a algunos llamados al 911 porque no pueden llegar ahí”, comentó Bill Pearson, vocero del condado de Escambia. “Tenemos gente cuyas casas se inundaron y tuvieron que subir al ático.”

Algunas personas salieron de sus autos en calles inundadas y caminaron en busca de ayuda. “Tenemos gente en el departamento de policía”, señaló el oficial Justin Cooper, del Departamento de Policía de Pensacola. “Ellos caminaron hacia aquí y están esperando a que las cosas mejoren.”

En Pensacola hubo una precipitación de lluvia de entre 380 y 500 milímetros en un periodo de 24 horas, dijo Phil Grigsby, del Servicio Meteorológico Nacional en Nueva Orleans, y se esperan algunos milímetros más. Grigsby destacó que se están planeando rescates aéreos y que el condado trasladó lanchas y motos acuáticas de las playas a las calles para ayudar. Un tramo de la autopista Interestatal 10 al norte de Pensacola y otros caminos fueron cerrados, y el gobernador Rick Scott declaró estado de emergencia para 26 condados.

“Hemos visto fotografías que está colocando la gente en internet en las que aparece el nivel de agua a la mitad de sus puertas, de las puertas principales”, dijo Grigsby. “Se va a requerir una enorme limpieza, así parece.”

En Pensacola Beach, la gente fue despertada por tormentas violentas, lluvia fuerte y relámpagos. Se podía ver agua estancada en muchas partes de la playa y a un vehículo militar atravesando un barrio bastante inundado. Fue cerrado el hospital de la Estación Aérea de la Marina en Pensacola y el centro de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea en Hurlburt Field.

Un habitante realizó una carrera de urgencia aproximadamente a las 4 de la madrugada de Pensacola Beach a la inundada casa de su madre en la cercana Gulf Breeze. La mujer, de 82 años, tuvo que ser rescatada en una lancha por un empleado de atención de emergencias.

AP