29 de agosto de 2013 / 08:22 p.m.

Ciudad de México • El Partido de la Revolución Democrática respaldó la actuación del jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, frente las protestas magisteriales e insistió en que reprimir no es el camino para resolver las inconformidades del Movimiento Democrático magisterial.

El secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que el jefe de gobierno capitalino "ha sabido estar a la altura de las circunstancias y ha privilegiado el diálogo y no ha optado por el uso de la fuerza pública para dar cauce a las demandas de los mentores".

El perredista saludó la voluntad de diálogo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, diputados y senadores, para encontrar una salida a las inconformidades generadas por la reforma educativa.

Además confío en que este diálogo rinda frutos y sean incorporados los planteamientos de los maestros del Movimiento Democrático al dictamen de la Ley de Servicio Profesional Docente, y demandó que a los maestros no "les apliquen la política de doble cara, por un lado, el diálogo, y por el otro la inamovible posición de no hay vuelta de hoja a la reforma educativa2.

En tanto la coordinadora nacional de Foro Nuevo Sol, Hortensia Aragón dijo que las manifestaciones que se realizan en las calles "son un adelanto de lo que puede ocurrir en caso de que el gobierno federal y los diputados del PRI sigan empeñados en ignorar la opinión de la gente respecto a la reforma energética".

DANIEL VENEGAS