25 de abril de 2013 / 01:51 a.m.

Chilpancingo • El secretario general del Gobierno, Humberto Salgado Gómez, sostuvo que los destrozos ocasionados en las movilizaciones de este miércoles pudieron ser ocasionados por grupos de infiltrados, que si bien pueden no ser profesores, si forman parte de la estructura del Movimiento Popular de Guerrero (MPG).

El responsable de la política interna en la entidad, reconoció que la sociedad debe preguntarse porque el gobierno no actuó para contener los destrozos ocurridos durante toda la tarde.

"Es muy claro, se trataba de una verdadera provocación, buscando un enfrentamiento con la policía para que pudiera haber víctimas, porque trataban de generar un estado de mayor confrontación".

Y respecto a los responsables de los destrozos, Salgado Gómez indicó en un primer momento, "todo parece indica que eran gentes que se infiltraron en las filas de ese movimiento".

Indicó que ya se trabaja en la detección de los agresores, aunque de primera instancia refiere que se trata de gente que no pertenece directamente al magisterio, sino que pudo haberse conectado a través del Movimiento Popular.

Agregó que en el gobierno obtuvieron reportes sobre bombas molotov y la existencia de armas de fuego entre los manifestantes, por eso es que se declinó tener una intervención policiaca, ya que eso hubiera tenido implicaciones mi agraves.

Después anticipó: "Quiero ser preciso y contundente, en la medida de que estos hechos merecerán toda la aplicación de la ley".

Salgado Gómez estuvo acompañado de la procuradora Martha Elba Garzón Bernal, quien se abstuvo de emitir declaraciones.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN