7 de febrero de 2014 / 09:10 p.m.

Roma.- La violencia estalló hoy en Bosnia-Herzegovina durante la tercera jornada consecutiva de protestas contra el gobierno, principalmente en la capital Sarajevo, donde los manifestantes provocaron un incendio en la sede presidencial.

La policía utilizó este viernes cañones de agua, balas de goma y gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes en varios puntos de Sarajevo, principalmente a los que se concentraron frente al inmueble que alberga a la Presidencia del país.

Los manifestantes atacaron con piedras las instalaciones, rompiendo la mayoría de las ventanas, luego irrumpieron en el edificio donde causaron destrozos antes de provocar un incendio, de acuerdo con despachos de la agencia federal de noticias FENA.

Al menos 50 personas resultaron heridas en Sarajevo, mientras que en la norteña ciudad de Tuzla volvieron a estallar enfrentamientos este viernes entre manifestantes y policías, que esta vez dejaron unos 30 lesionados.

El representante del gobierno de Bosnia-Herzegovina, Valentin Inzko, advirtió al anochecer de este viernes que no se tolerará el incendio en la Presidencia ni la destrucción de propiedades estatales, pues además los manifestantes incendiaron varias oficinas federales.

Las protestas comenzaron a principios de este semana en Tuzla por el cierre y venta de fábricas, en las que laboraba la mayoría de la población local.

Sin embargo, las protestas se extendieron rápido a través de la nación debido a la falta de progreso económico y político del país balcánico, donde alrededor del 40 por ciento de los bosnios está desempleado y uno de cada cinco vive por debajo del umbral de la pobreza.

Otras 33 ciudades, como Mostar, Zenica y Bihac, se han sumado a las protestas, consideradas ya como la peor agitación social desde el fin de la Guerra de Bosnia (1992-1995).

La víspera, policías y manifestantes se enfrentaron en Tuzla durante una protesta, con un saldo de más de 130 heridos, la mayoría oficiales.

NOTIMEX