24 de marzo de 2014 / 07:18 p.m.

Naciones unidas.- La delegación de México ante la ONU manifestó hoy su preocupación por el alto número de casos de cólera en Haití, país que tiene la mayor cifra de infectados con esa bacteria en el mundo.

En una sesión en el Consejo de Seguridad, el coordinador de asuntos políticos de la Misión de México ante la ONU, Ricardo Alday, expresó que a su país le “preocupa la persistencia del alto número de casos de cólera, crisis que ya cobró la vida de ocho mil 500 personas”.

Alday declaró su esperanza de que el diseño de estrategias nacionales, implementadas con apoyo de la ONU y otros socios internacionales, contribuya a atender las necesidades críticas relacionadas con la epidemia, reduciendo las tasas de infección.

“Estamos convencidos que estos esfuerzos deben ser parte de una estrategia que atienda de manera simultánea la pobreza y los retos de desarrollo, fortaleciendo la seguridad alimentaria, la nutrición y la preparación para casos de desastres”, apuntó.

En ese sentido, el diplomático refrendó el compromiso de México para impulsar la cooperación con Haití en las áreas prioritarias de la cooperación para el desarrollo, agricultura, educación, temas socioeconómicos, medio ambiente, salud y democracia.

Durante la sesión, en que se presentó el informe bianual del secretario general de la ONU sobre Haití, participó también la representante especial de este organismo para ese país antillano, Sandra Honoré.

Honoré resaltó los avances alcanzados en la estabilización y reconstrucción de Haití tras el terremoto de 2010, así como los avances en el terreno político y humanitario.

La representante reconoció la gravedad de la epidemia de cólera en Haití. Afirmó que aunque los casos se han reducido de 352 mil en 2011 a 58 mil en 2013 “se necesita hacer más, debido a que Haití tiene aún el mayor número de casos de cólera en el mundo”.

Honoré aseguró que el plan de la ONU, de 68 millones de dólares, tiene el fin de reducir y eliminar eventualmente la incidencia de cólera en ese país.

De acuerdo con estudios encargados a expertos por la propia ONU, cascos azules desplegados por el organismo probablemente causaron la irrupción del cólera en Haití.

Abogados de víctimas han intentado obtener compensación de la ONU por la infección de cólera, aunque este organismo internacional ha argumentado que goza de inmunidad en sus operaciones internacionales.

Notimex