22 de febrero de 2013 / 02:03 p.m.

 En algunos países de Latinoamérica, los grupos de autodefensa ciudadana fracasaron e incluso algunos terminaron como cuerpos paramilitares, afirmó Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados federales priistas.

En entrevista radiofónica con Joaquín López-Dóriga, el legislador puntualizó que la seguridad pública es una obligación del Estado que no se puede desatender.

“"Las autodefensas ciudadanas ya en algunas otras latitudes de Latinoamérica han fracasado y algunas de ellas han terminado, incluso, en cuerpos paramilitares, lo cual no es lo mejor que le pueda pasar al Estado mexicano. Mantengo mi posición al respecto y repito: El Estado debe de cumplir con esas obligaciones"” de brindar seguridad, justicia y bienestar a los mexicanos, subrayó.

Sobre el cruce de injurias que sostuvo el martes pasado con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, por las policías comunitarias, Beltrones sostuvo que las diferencias son muy sanas, pero el tema de fondo es si el Estado va a cumplir con sus funciones o ya no es suficiente o capaz.

“"Discutamos sobre de ello, pero no cerremos los ojos. Si es así, intentemos entonces una nueva fórmula, pero no será auspiciando el crecimiento de las autodefensas ciudadanas, que lo hacen porque creen que ya no hay nadie que les pueda brindar seguridad desde el gobierno"”, agregó.

En Acapulco, Aguirre dio por cerrado el diferendo con el legislador priista, aunque aseveró que mantendrá su exigencia de respeto a la soberanía de la entidad.

"“Quiero dejar muy en claro que para mí este capítulo queda totalmente cerrado, para mí queda concluido. Me parece que es un capítulo que no le aporta nada a la nación”", afirmó luego de poner en marcha la 46 Convención Nacional de la Cruz Roja Mexicana.

Además, invitó a Beltrones a “"que venga a conocer algunas de las zonas donde hemos tenido mayores problemas, como es el caso de Ayutla y Tecoapana”".

Mientras, en el Senado el perredista Sofío Ramírez presentó, a título personal, su iniciativa para legalizar a los grupos de autodefensa, al señalar que Guerrero puede ser un modelo a seguir.

Propuso crear el Subsistema de Seguridad y Justicia Comunitaria y Reeducación para los Pueblos Indígenas de México, como parte del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Jesús Murillo Karam, titular de la PRG, advirtió que en algunos casos las policías comunitarias pueden ser “peligrosas”, porque las instituciones existen para evitar venganzas o el combate sin reglas a la delincuencia.

Ayer, Humberto Salgado Gómez, secretario general de Gobierno de Guerrero, informó que fueron detenidos tres integrantes de una gavilla que un día antes sostuvieron un enfrentamiento con policías comunitarios de Ayutla.

Precisó que los sujetos fueron puestos a disposición del Ministerio Público porque, “sin lugar a dudas”, forman parte de la delincuencia organizada.

Finalmente, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos informó en un comunicado que una comitiva de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, encabezada por Bruno Plácido Valerio, se reunió con el segundo visitador, Marat Paredes Montiel, encargado de la investigación sobre los grupos de autodefensa en Guerrero.

En la reunión, la CNDH reiteró su rechazo a las guardias civiles y acordó visitar el lunes próximo las comunidades de la Costa Chica, donde operan esos grupos.

— REDACCIÓN