26 de enero de 2013 / 09:49 p.m.

México  • El Partido de la Revolución Democrática (PRD) no dará marcha atrás en su postura de rechazo a la aplicación del IVA en alimentos y medicinas.

Pedirá al gobierno federal que busque otras fuentes de recursos para el gasto público, sostuvo el legislador Silvano Aureoles Conejo.

El coordinador parlamentario del PRD sugirió revisar el caso de los regímenes consolidados y el esquema de diferimiento de pagos, con los que se podrían recuperar casi 500 mil millones de pesos.

Destacó que su partido se opondrá a medidas que afecten a las clases más desprotegidas, ya que, dijo, de por sí son escasos los ingresos que perciben la mayoría de los mexicanos y todavía pretenden gravar con IVA la mayor parte de sus consumos.

"El aumento a esta carga impositiva es sólo un espejismo, ya que el principal comprador de medicinas es el gobierno, por lo que en los hechos sería pasarse el dinero de una bolsa a otra", aclaró.

Por ello, Aureoles Conejo llamó a los demás partidos políticos a no confundirse con el falso debate de que gravando alimentos y medicinas se resolverá el problema de recursos para el gasto público.

En ese sentido, subrayó que perderán el tiempo aquellas fuerzas políticas que intenten por cualquiera de las vías Legislativas introducir estas propuestas para que sean avaladas por los integrantes del Congreso de la Unión.

También, estableció que cualquier partido que decida acompañar estas propuestas deberá cargar con los costos políticos que de ello resulten.

El legislador expuso que en materia energética, acompañarán la propuesta presentada por Cuauhtémoc Cárdenas, la cual contempla lograr la autonomía presupuestal y de gestión de Petróleos Mexicanos (Pemex), concretar un cambio de su régimen fiscal que tiene que ver con modificar la forma en que se le cobran impuestos y derechos.

"Fortalecer a la Secretaría de Energía y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos, así como ordenar el sistema de precios y tarifas para que refleje el costo real de la energía y el funcionamiento del sistema de suministro, entre otros", expuso.

Afirmó que "es importante que quede claro para los mexicanos, pero también para las demás fuerzas políticas que firmar un pacto no significa ni renunciar a nuestra ideología ni ser sumisos o entreguistas y nuestra postura en defensa de las demandas históricas no se cancelará".

NOTIMEX