MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de mayo de 2017 / 07:36 p.m.

ESPECIAL.- Con el llamado a resistir, miles de inmigrantes participaron en manifestaciones en Estados Unidos contra las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

Durante el Día de los Trabajadores, conocido localmente como May Day, hubo marchas en ciudades como Washington, Nueva York, Chicago, Seattle, Boston, Filadelfia, Miami y Los Ángeles.

En los contingentes volvieron a aparecer varias piñatas con figura del presidente Trump, que eran golpeadas por efusivos manifestantes.

En la mañana del lunes, 500 personas marcharon en el centro de Manhattan y protestaron frente a las oficinas de Wells Fargo y JPMorgan Chase & Co. Doce manifestantes fueron arrestados.

Otra protesta importante fue en la capital estadounidense, donde una multitud salió hacia la Casa Blanca, incluso se les vio varios congresistas.

“Estamos aquí para que los gobernantes reconozcan nuestro trabajo, que es duro. No es fácil. Sin nuestro trabajo no tienen para comer en la mesa, pero no lo valoran”, expresó Francisca Santiago, una trabajadora agrícola mexicana de 40 años que faltó a su jornada laboral para asistir a la concentración y marcha.

La policía arrestó en Oakland, California, a al menos cuatro activistas que se encadenaron juntos a un edificio del gobierno municipal.

Mientras que en Los Ángeles se observaron numerosas pancartas de alto al odio y fin a la separación de familias.

Joseph Moreno, de 12 años, portaba una que advertía: “Si construyen una barda, mi generación la derribará muy pronto”.

Por otro lado algunos seguidores de Trump salieron a las calles para defender al Gobierno.