22 de enero de 2014 / 12:15 a.m.

Asunción.- Miles de universitarios marcharon hoy en Asunción para protestar contra el alza del transporte público y para pedir un servicio de calidad, la última de una serie de manifestaciones tras la subida del 20 por ciento en el valor del pasaje.

Los jóvenes de entidades educativas privadas y de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), pública, recorrieron unos dos kilómetros de la capital, parando frente al Ministerio de Obras Públicas y terminando delante del Panteón Nacional de los Héroes.

Caminaron en un ambiente festivo, con tambores y silbatos y lanzando petardos, algunos con termos de tereré, la infusión fría que se consume tradicionalmente en Paraguay, y flanqueados por agentes policiales.

La manifestación pedía que la tarifa de autobús urbano regrese a 2.000 guaraníes (0,43 dólares), en lugar de los 2.400 guaraníes (0,52 dólares) fijados el pasado 1 de enero,

"Si tuvieran buen servicio, sí lo pagaría, pero los colectivos son unos desechos que en otros países ya no se usan. Es una vergüenza", dijo a Efe Martín Daguerre, un estudiante de turismo de 21 años.

"La culpa también es nuestra porque no nos quejamos. Espero que esto sea un despertar", añadió.

Del mismo modo, Juan Ortiz, otro estudiante de turismo de 19 años, pidió "un precio que se adecúe al servicio, porque ahora es pésimo".

Los participantes portaban pancartas con lemas como "basta de buses chatarras", "todos por un transporte digno" y "boleto universitario ya", en referencia a su demanda de que se establezca un descuento para estudiantes, como en otros países.

La manifestación fue impulsada por la Asamblea Universitaria Permanente, un grupo formado por estudiantes de más de veinte facultades.

Se trata de la cuarta protesta que ha recorrido las calles de Asunción desde el incremento del precio del transporte urbano.

En la primera de ellas, el 3 de enero, la policía detuvo a 14 personas acusadas de perturbación de la paz pública y resistencia a la autoridad.

El pasado viernes un grupo de manifestantes protestó ante la residencia personal del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, arrojando rollos de papel higiénico contra la puerta y las verjas y haciendo una sentada delante de la entrada.

Johana Orue, estudiante de química de 19 años, acusó al mandatario de querer "privatizar todo" y dijo que Cartes "no piensa en el pueblo sino en los empresarios", en referencia a las compañías privadas que proporcionan el servicio de transporte.

Para Griselda Cubas, alumna de filosofía de 28 años, la subida del pasaje es "una excusa para venir a protestar el sistema autoritario de este gobierno", por lo que celebró las movilizaciones de las últimas semanas.

EFE