10 de enero de 2013 / 04:20 p.m.

La recién promulgada Ley General de Víctimas  es “de adorno”, pues es inoperable y servirá sólo como marco de referencia, criticó Alejandro Martí, presidente de laorganización México SOS.

En entrevista con Héctor Diego Medina, Alejandro Martí dijo que le preocupa es que ahora las víctimas se van a sentir “víctimas” de esta ley porque no la van a poder operar.

"“Esperamos que ya funcionara esa ley y ahora tendremos una ley de adorno, de marco de referencia y vamos a trabajar en una ley que sí funcione"”, dijo.

Consideró que el Poder Legislativo debió ser “más responsable” y que debió corregir la ley para que se firmara “algo que fuera verdaderamente eficiente, eficaz y efectiva”.

"“Esta ley de víctimas el propio legislativo reconoce que tiene toda una serie de defectos, de problemas, de redacciones, que la hacen completamente inoperante, anticonstitucional”", señaló.

“"Esperamos que esto se corrigiera porque pensamos que sacar una ley que no funcione es volver a victimizar a las víctimas”", dijo.

Criticó que la ley promulgada no ""aprueba el control de constitucionalidad ya que diversas disposiciones se contraponen con principios constitucionales ya existentes, tiene problemas de fondo, de forma, de redacción"”.

Reconoció al presidente Enrique Peña Nieto como un hombre "“cumplidor”" y de palabra por haber firmado la ley.

Sin embargo, consideró que debió firmar una ley que se pudiera operar de inmediato y "“no una ley que está promulgada, pero en realidad es un marco de referencia porque no va a servir hasta que no se corrija.”"

Adelantó que la organización que preside estará presente en las mesas de trabajo en el Congreso y que insistirán para que la ley de víctimas funcione.

Redacción