NOTIMEX
22 de mayo de 2017 / 05:21 p.m.

WASHINGTON.- La administración Trump detuvo a 25 mil 849 inmigrantes indocumentados mexicanos en sus primeros 100 días, un incremento de más del 32 por ciento en relación con el mismo periodo del último año de Barack Obama, de acuerdo con cifras oficiales.

Un informe desglosado del Departamento de Seguridad Interna (DHS) obtenido por Notimex muestra un incremento en los arrestos de inmigrantes originarios de México y de los países del llamado Triángulo del Norte, El Salvador, Guatemala y Honduras desde la toma de posesión de Trump hasta el 29 de abril.

Los arrestos de inmigrantes mexicanos equivalen al 62.5 por ciento de los 41 mil 318 indocumentados arrestados durante ese periodo.

Aunque los indocumentados mexicanos arrestados fueron el grupo más numeroso, el DHS documentó un incremento proporcional aún mayor de aquellos procedentes de Honduras y Guatemala.

En el caso de los inmigrantes hondureños, los arrestos sumaron tres mil 357 en los primeros 100 días de la administración Trump, comparado con dos mil 024 en el mismo periodo del último año de Obama, un aumento del 39.7 por ciento.

Los inmigrantes guatemaltecos arrestados sumaron tres mil 832 durante el mismo lapso, un alza de 37.4 por ciento frente al 2016. Para los salvadoreños, los arrestos fueron tres mil 932, un 29.8 por ciento más que los dos mil 459 del año pasado.

La mayoría de los países documentados por el DHS como fuente de inmigración indocumentada registraron incrementos en el número de arrestos, aunque las cifras palidecen en comparación con las de México, El Salvador, Honduras y Guatemala.

En el caso de los inmigrantes indocumentados venezolanos, el número de arrestos se duplicó de 30 en 2015 a 62 en 2016. Para los brasileños las cifras fueron de 129 y 267 respectivamente, y para los canadienses pasó de 68 a 88, de acuerdo con el informe del DHS.

A nivel general, las 41 mil 318 personas arrestadas por acusaciones migratorias civiles en los primeros 100 días de la era Trump representan un promedio de 400 diarios, y un aumento de 37.6 por ciento, comparado con las 30 mil 028 el mismo periodo del último año de la administración Obama.

En contraste, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) deportó a 56 mil 315 personas en el mismo periodo, un descenso de 12 por ciento comparado con 2016, debido a un creciente número de casos criminales que demoran más tiempo.

Las cifras muestran que un 75 por ciento de los inmigrantes arrestados por el ICE eran criminales convictos, por acusaciones de homicidios, agresiones, abuso sexual y ofensas por drogas ilegales, un aumento de 20 por ciento en relación con los criminales arrestados en 2016.

Del total de arrestos en los primeros 100 días, 30 mil 473 corresponden a inmigrantes indocumentados con sentencias criminales. Por comparación, la cifra había sido de 25 mil 786 en el mismo lapso del año anterior. Un total de dos mil 700 incluían acusaciones de crímenes violentos.

Pero también aumentó el arresto de inmigrantes indocumentados no criminales a un total de 10 mil 800 en los primeros 100 días de la administración Trump, comparado con unos cuatro mil 200 en el mismo periodo de la administración Obama.