AP
3 de agosto de 2015 / 07:47 a.m.

California.- Los bomberos ordenaron a miles de personas que abandonen una zona del norte de California mientras numerosos hogares permanecían el lunes bajo amenaza de 21 grandes incendios forestales, contra los cuales luchan más de 9 mil bomberos, dijeron las autoridades.

Los incendios forestales también ardían en otros dos estados de la Costa Oeste, Washington y Oregon, que sufren igualmente los efectos de la sequía y el calor del verano.

El mayor incendio en California estaba en su apogeo en la zona de Lower Lake, al norte de San Francisco. Aumentó de tamaño casi al triple durante el fin de semana, y el lunes abarcaba 217 kilómetros cuadrados.

El fuego destruyó 24 casas y 26 construcciones anexas, además de que amenazaba unos 6 mil 300 hogares, muchos de ellos ranchos dispersos en zonas rurales que incluyen desde praderas a colinas escarpadas, dijeron funcionarios.

Las autoridades han ordenado que unas 12 mil personas abandonen sus viviendas, informó el diario Sacramento Bee. Varias carreteras fueron cerradas.

El director de Protección Forestal y de Incendios en California, Ken Pimlott, dijo que muchos de los incendios en el estado fueron provocados por rayos y exacerbados por árboles secos, pasto y vientos erráticos. "El reto más grande son los ritmos extremos y explosivos de expansión de estos incendios", agregó.

Más de 9 mil bomberos trabajan para sofocar los fuegos. Uno de ellos murió a finales de la semana pasada en un incendio en el Bosque Nacional Modoc, 160 kilómetros al sur de la frontera con Oregón.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró un estado de emergencia para el estado y activó a la Guardia Nacional de California para ayudar con la recuperación del desastre.

El domingo, California obtuvo una subvención de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), para asegurar la disponibilidad de recursos vitales para suprimir el incendio del condado Lake, dijo el director de servicios de emergencia de la oficina del gobernador, Mark Ghilarducci.

El subsidio federal apoyará a agencias locales, estatales y tribales, que reaccionen ante el incendio para que soliciten 75% de reembolso de sus costos de represión de incendio elegibles, dijo Ghilarducci.