20 de junio de 2013 / 04:32 p.m.

Ciudad de México • Gabriela Cuevas aseguró que la reforma a los estatutos de la bancada del PAN en el Senado es para que haya mayor democracia, transparencia y rendición de cuentas, rechazando así que se tratara de un golpe de autoridad contra su coordinador Jorge Luis Preciado.

En entrevista por Azucena Uresti, para Milenio Radio, la legisladora afirmó que lo que se buscó fue tener más democracia en la toma de decisiones. “"Significa que 38 senadores del PAN nos metamos más en la organización y en la forma en que se toman las decisiones en el grupo parlamentario"”.

Al ser cuestionada acerca de que 23 de los 38 integrantes de la bancada son afines a Ernesto Cordero, la panista reconoció que a éstos no se les ha respetado y escuchado al referirse a la decisión del dirigente nacional del blanquiazul, Gustavo Madero, de nombrar a Jorge Luis Preciado como el nuevo coordinador en el Senado.

“"Hay una mayoría a la que no se le ha respetado y a la que no se ha escuchado, es algo que queda muy claro"”, puntualizó.

Aseveró que no tiene ningún problema con el coordinador de la bancada del PAN y reiteró que la reunión plenaria realizada ayer y los acuerdos a los que llegaron en ésta no fue una cuestión personal.

Aseguró que hace falta un Comité de Transparencia “"que despeje cualquier duda y arregle todo el tema de los 16 millones de pesos"”, al señalar que por el depósito realizado en su cuenta bancaria deberá pagar impuestos a Hacienda “"cuando es un dinero que no es para mí"”.

“"A mí sí me preocupa que se haya hecho este depósito y claramente me preocupa que se cuestione mi nombre por una decisión que quién sabe quién tomó porque todo mundo se acusa de ella"”, señaló.

{audio}705{/audio}

REDACCIÓN.