23 de febrero de 2014 / 10:56 p.m.

Afganistán.- Centenares de talibanes fuertemente armados atacaron puestos de control del ejército en el este de Afganistán, dijeron las autoridades el domingo, matando a 21 soldados en el incidente más mortífero contra las tropas afganas por lo menos en un año.

En respuesta a los ataques —que causaron además la desaparición de varios soldados— el presidente Hamid Karzai postergó una visita que pensaba realizar a Sri Lanka.

El general Mohamad Zahir Azimi, vocero del Ministerio de Defensa, dijo que "centenares" de insurgentes extranjeros y afganos cruzaron la frontera para perpetrar los ataques, que tuvieron lugar en zonas remotas montañosas del distrito de Ghazi Abad, en la provincia de Kunar, al despuntar el día.

Azimi no aclaró qué frontera, pero Kunar se encuentra junto a Pakistán. Es un reducto insurgente y muchos árabes y otros extranjeros al parecer operan en esa zona junto a los talibanes afganos.

El Talibán se atribuyó la responsabilidad del ataque del domingo en una declaración enviada por correo electrónico, indicando que uno de sus insurgentes fue muerto y otros dos heridos.

El grupo aumentó los ataques en los últimos meses al intentar aprovechar la retirada de las fuerzas extranjeras a fines del 2014. Las bajas en la tropa afgana han aumentado de manera apreciable desde que se hicieron cargo de la posición puntera en la guerra contra el Talibán. Desde principios de año, 84 soldados del ejército afgano han muerto.

Azimi dijo que 21 soldados afganos murieron y otros tres resultaron heridos en el ataque, un intenso enfrentamiento de cuatro horas entre el ejército y los insurgentes.

Una unidad militar de respaldo en ruta para ayudar en la operación fue blanco de un atacante suicida, pero no hubo bajas militares, indicó.

El general Abdul Habib Sayedkhaili, jefe de policía en la provincia de Kunar, indicó que unos 30 soldados afganos se encontraban en el puesto de control cuando atacaron los insurgentes desde tres partes con granadas propulsadas por cohetes, morteros y armas livianas.

Indicó que siete soldados fueron dados como desaparecidos en un primer momento, pero tres fueron encontrados luego con vida y las fuerzas de seguridad siguen buscado a los demás.

No está claro si los soldados fueron capturados o huyeron.

Horas después, las fuerzas de seguridad seguían intercambiando disparos con los insurgentes y los persiguieron en un terreno difícil, dijo Saeydkhaili.

AP