12 de junio de 2013 / 01:39 p.m.

  

 

Ciudad de México  • El ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, dijo sentirse inseguro por presuntas amenazas del crimen organizado en contra de él y de su familia.

“No me siento seguro señor. Desde que salí de Tabasco salí amenazado de muerte por el crimen organizado. Mi familia no está segura. Mi familia está sola”, dijo el ex mandatario esta mañana a su llegada al despacho de sus abogados, en la colonia Jardines del Pedregal, al sur de la Ciudad de México.

Sin embargo, Granier, quien viajó ayer de Miami a México, aseguró que quiere regresar a Tabasco para aclarar las acusaciones en su contra, aunque todavía se desconoce cuándo lo hará.

“Soy inocente, por eso estoy aquí, por eso regresé y regresé tranquilo”, presumió.

Granier está citado por la Procuraduría estatal para comparecer el viernes 14 a las 18:00 horas, en calidad de responsable por el presunto desfalco en Tabasco.

“Yo no quiero ni deseo una persecución política en mi contra. Me retiré al 100% de la política”, advirtió.

El ex gobernador salió esta mañana de su domicilio ubicado en la colonia Pedregal de San Francisco, en Coyoacán, rumbo al sur de la ciudad, a bordo de un vehículo gris, de la marca Mitsubishi, escoltado por un automóvil de la Policía Ministerial.

La noche de ayer, Granier Melo llegó a la Ciudad de México procedente de Miami, Florida, donde radicaba desde diciembre pasado.

Redacción con información de Iván Macías y Alejandro González