4 de junio de 2013 / 10:08 p.m.

Ciudad de México • Si queremos mejorar la educación debemos mejorar los métodos de enseñanza y aprendizaje, consideró el secretario del ramo, Emilio Chuayffet Chemor, al inaugurar la 12 Convención Nacional de la American Chamber México.

Acompañado por el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, y el presidente de American Chamber México, Carlos Paz Soldán, indicó que el espíritu transformador es innato en algunos, "pero para la gran mayoría es una calidad adquirida que se puede incentivar y desarrollar a través de una formación adecuada".

El titular de la Secretaria de Educación Pública sostuvo que en la medida en que tengamos ciudadanos más preparados aumentará nuestra capacidad de traducir el conocimiento en valor añadido y obtener la máxima rentabilidad social y económica.

"Queremos que la innovación se desborde del sistema educativo al sistema productivo y que se retroalimente de él; el gobierno de la República quiere vincular a las instituciones con el desarrollo de su entorno", aseveró.

"En la denominada Economía del Conocimiento, ya no estamos limitados por la distancia entre los mercados ni por la inexistencia de materias primas para desarrollar una nueva industria. Los recursos clave son el conocimiento y los medios cualificados capaces de crearlo y gestionarlo en el mercado global".

Chuayffet Chemor indicó que en la era del conocimiento, el desarrollo y el bienestar social están indisolublemente unidos a la posibilidad innovadora de una nación, y agregó que sólo en la creatividad se pueden romper paradigmas sociales, económicos y políticos.

De la capacidad de innovar dependen el crecimiento económico, la generación de empleos, la calidad educativa, los adelantos en la salud, así como la posibilidad de hacer frente a desafíos globales, como el cambio climático y el desarrollo energético, indicó.

En suma, consideró que para inventar el futuro se requiere transformar, pero no basta el cambio por el cambio mismo.

Recordó que el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 tiene como una de sus cinco metas lograr un México con calidad en su educación, para lo cual ese instrumento democrático propone políticas de Estado que garanticen el desarrollo tecnológico y del sector productivo, para genera capital humano que detone la competitividad y la innovación.

 — CECI.ESTRADA