28 de junio de 2013 / 02:24 p.m.

México• El gobierno de México celebró la aprobación de la iniciativa de reforma migratoria por el Senado de Estados Unidos y dio la bienvenida al avance que significa dicha acción para 11 millones de indocumentados que pudieran obtener su legalización.

Asimismo, manifestó su confianza para que “impere una visión compartida sobre el valor de los vínculos entre las sociedades, las complementariedades económicas en América del Norte, y el desarrollo de una frontera más moderna y eficiente”.

En un comunicado de prensa, la Secretaría de Relaciones Exteriores aseguró que la aprobación de la reforma migratoria tendrá el potencial de mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos que viven actualmente en EU.

Además se generará un ambiente más favorable para su desarrollo con el respeto a sus derechos, así como para potenciar las contribuciones que consideró significativas en las comunidades donde residen.

La cancillería aseguró que el gobierno de México ha transmitido a actores clave de Estados Unidos su convicción de que los contextos legales en la materia deben reflejar la realidad demográfica de la región.

“Ha expresado también que aquellas medidas que afectan los vínculos entre las comunidades se alejan de los principios de responsabilidad compartida y buena vecindad que ambas naciones han acordado impulsar. México considera que las políticas públicas deben ser coordinadas para impulsar la competitividad, la creación de empleos y el bienestar social de los dos países”, agregó.

Asimismo, la cancillería manifestó el compromiso del gobierno federal para dar un seguimiento puntual al proceso que se lleva a cabo en Estados Unidos para concretar la aprobación de la reforma en la Cámara de Representantes.

Por ello, añadió, mantendrá su estrecha interlocución con los actores involucrados y buscará reforzar de manera paralela los esquemas de comunicación y de asistencia consular en apoyo de los mexicanos en el exterior, sin importar su condición migratoria.

Por separado, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Angélica de la Peña, afirmó que ante la aprobación de la reforma migratoria, se podría incrementar exponencialmente la violación de los derechos humanos a los migrantes y la separación familiar.

En entrevista, la legisladora dijo que el Senado mexicano debe buscar a su contraparte de Estados Unidos y hacer un lobby para mejorar las condiciones de los migrantes en ese país.

Dijo que de aprobarse el incremento de los recursos para la patrulla fronteriza y la ampliación del muro, además de otras acciones contra los migrantes, se espera un crecimiento en la violación de derechos humanos y en el fenómeno de la separación familiar por deportaciones.

CAROLINA RIVERA, OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO