AP
15 de julio de 2016 / 04:32 p.m.

Nueva York.- Una mexicana traída ilegalmente a Estados Unidos por sus padres cuando tenía cuatro años será una de las principales oradoras de la Convención Demócrata, anunció la organización el viernes.

Astrid Silva, de 28 años, hablará el lunes 25 de julio ante miles de delegados que acudirán a la convención. Esa misma noche la primera dama Michelle Obama y el senador Bernie Sanders, hasta hace poco rival electoral de la precandidata Hillary Clinton, también se dirigirán a la nación.

Silva "compartirá su historia y su lucha para mantener a las familias unidas", dijo la Convención en un comunicado.

La inmigrante es una conocida activista que ha luchado durante años por defender los derechos de los inmigrantes sin autorización que viven en Estados Unidos.

Silva anunció hace unos meses en un artículo de opinión publicado en varios medios de comunicación su apoyo a Clinton porque considera que la precandidata luchará para aprobar una reforma migratoria y renovar los programas de alivio migratorio del presidente Barack Obama.

La joven se ha beneficiado de uno de esos programas especialmente diseñado para suspender temporalmente la deportación de jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus familias a Estados Unidos cuando eran niños. El programa también concede un permiso de trabajo y un número de seguridad social.

Obama mencionó a Silva en un discurso que dio en 2014 para anunciar otro programa de alivio migratorio que beneficiaría a los padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes. El plan quedó congelado tras decisiones judiciales que lo han frenado.

El presidente dijo que Silva sólo cargaba con una cruz, una muñeca y el vestido que llevaba puesto cuando fue traída a Estados Unidos.

"Cuando empezó la escuela no hablaba inglés. Llegó al mismo nivel que otros alumnos a base de leer diarios y ver el canal PBS (de televisión) y se convirtió en una buena estudiante", dijo Obama. "Su padre trabajaba como jardinero. Su madre limpiaba las casas de otros. No dejaban que Astrid solicitara el acceso a una escuela especializada en tecnología por miedo a que el papeleo de la solicitud revelara su identidad como inmigrante indocumentada. Así que ella envió su solicitud a escondidas y fue aceptada".

El presidente dijo entonces que Silva no pudo viajar a México cuando su abuela murió.

"¿Somos una nación que expulsa a una inmigrante esperanzada y trabajadora como Astrid o somos una nación que encuentra la forma de acogerla?", dijo Obama.

A pesar de varios intentos para hablar con Silva, The Associated Press no pudo entrevistarla el viernes.

Otros oradores en la convención serán el expresidente Bill Clinton y el propio Obama, que hablará el miércoles 27 de julio.