Redacción
23 de enero de 2013 / 08:09 p.m.

En entrevista la víctima de Florence Cassez- quién ya había enviado una carta al presidente Peña Nieto-, aseguró que se irá del país.

 

Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación dejara en libertad a Florence Cassez, acusada y sentenciada a 60 años de prisión por los delitos de  secuestro, delincuencia organizada, portación y posesión de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, Ezequiel Elizalde aseguró que a pesar de ser mexicano "Es una porquería de país".

 "No me importa lo que diga México de mí, porque se está viendo claramente que somos una porquería de país".

 Elizalde tomó como ejemplo a Estados Unidos, en donde quien secuestra es sujeto a pena de muerte.

"Yo me voy de aquí, no quiero saber absolutamente nada de esta legislación, supuestamente Corte que es una porquería. Que quede bien textual en todas las páginas: Es una porquería de Corte, de ministros".

"Ellos tienen un sueldo máximo, andan con guardaespaldas y nosotros ¿qué? ¿Dónde quedan nuestros testimonios? Sufrí 65 días, Florence Cassez vive como reina en la cárcel".

"Yo le digo al pueblo de México, ármense, tengan un arma y no le hagan caso al gobierno porque vale para puro gorro".

Explicó que él mismo envío una carta al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto:

"De leyes no sé mucho, pero se distinguir entre lo bueno y lo malo, ahora con el gobierno de Peña Nieto yo me humillé con una carta, enviándosela a él. Parece que fue basura".