16 de marzo de 2014 / 02:51 a.m.

México.- Desafiando la línea divisoria, un grupo de activistas mexicanos sin papeles está decidido a presionar la Reforma Migratoria y frenar las deportaciones en Estados Unidos.

Durante la semana acudieron a la garita de Otay Mesa en San Diego, California, para intentar pasar la frontera sin papeles, ser detenidos y así obtener asilo político.