AP
30 de marzo de 2016 / 06:00 p.m.

Estados Unidos.- Los presidentes de Argentina, Chile y México serán los jefes de Estado latinoamericanos que participarán en la Cumbre de Seguridad Nacional, que tiene el objetivo de acelerar los esfuerzos globales para asegurar el materia lnuclear y evitar ataques nucleares.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien enfrenta un proceso de juicio político en el Congreso por acusaciones de malversación de fondos, desistió el miércoles de viajar a la capital estadunidense, por lo que el canciller Mauro Vieira encabezará su delegación.

Argentina, Brasil, Chile y México participaron también en las ediciones previas de la cumbre realizadas en Washington en 2010, en Seúl en 2012 y en La Haya en 2014.

Argentina dijo el miércoles que la asistencia del presidente Mauricio Macri a la cumbre busca demostrar que América Latina puede participar en la energía nuclear con fines pacíficos y de alto valor agregado.

"Argentina demuestra que hay un nicho en energía nuclear con aplicación de altísimo valor agregado con fines pacíficos. Eso es un ejemplo de algo que la región puede hacer", dijo la ministra de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra.

En conferencia de prensa agregó que "América Latina se ha declarado una región de paz. El ser capaces desde la región de ejemplificar cómo el uso de energía atómica puede servir a la gente y puede seguir posicionándonos de manera competitiva es fundamental y un ejemplo para el resto del mundo".

Malcorra rehusó precisar si Argentina, que emplea energía nuclear para la generación de electricidad, investigación y tratamientos médicos, anunciará medidas adicionales durante la cumbre, pero adelantó que Macri solicitó intervenir durante el plenario del encuentro previsto para la mañana del viernes.

La Casa Blanca espera que 17 de los 52 países participantes anuncien medidas adicionales para reducir la amenaza nuclear.

El mandatario mexicano Enrique Peña Nieto exhortará a los países participantes a enmarcar los esfuerzos nacionales e internacionales en materia de seguridad nuclear en un contexto amplio y avanzar hacia un mundo libre de armas nucleares, dijo la cancillería mexicana en un comunicado.

La presienta de Chile, Michelle Bachelet, llegó a Washington la mañana del miércoles.

El presidente Barack Obama ofrecerá una cena de trabajo la noche del jueves para los dignatarios participantes en la cumbre.

Macri aprovechará su primera visita a Washington desde que asumió en diciembre para reunirse además con dignatarios de Japón, India, Canadá y China.

Malcorra calificó de "muy importante" la reunión que Macri sostendrá la mañana del viernes con el presidente chino Xi Jinping, a quien expresará el deseo de Buenos Aires de revisar acuerdos asumidos con Beijing durante el gobierno anterior para adelantar proyectos en varias áreas, incluyendo la energía nuclear.

Malcorra expresó la intención de su gobierno de revisar los compromisos ya asumidos para verificar que reflejen una tasa de financiamiento inferior más baja, que Argentina espera lograr después de cancelar una deuda millonaria a acreedores en cese de pagos desde 2001.

La ministra argentina visitó la mañana del miércoles al secretario de Estado John Kerry, quien le comunicó sus planes de realizar un encuentro de alto nivel político en Argentina a fines de año para evaluar el progreso de la relación bilateral relanzada por la visita que Obama realizó la semana pasada.

Antes de la reunión, Kerry dijo a periodistas que esperaba abordar con Malcorra una variedad de temas bilaterales y regionales, incluyendo la situación en Venezuela.