25 de febrero de 2013 / 10:57 p.m.

Ginebra • El canciller José Antonio Meade manifestó hoy en Ginebra, Suiza, el deseo de México de volver a ser parte del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), al refrendar su compromiso de colaboración con el organismo multilateral.

Al intervenir en el segmento de alto nivel del Consejo, señaló que México desea "ocupar nuevamente un asiento en el Consejo con la convicción y el propósito de ejercer toda la riqueza y la influencia de esta historia en el perfeccionamiento y consolidación del sistema universal de promoción y protección de derechos humanos".

"Como actor global responsable, México se define por la historia de sus contribuciones al orden internacional. México ha sido arquitecto creativo y activo en la construcción y funcionamiento del actual esquema internacional en materia de derechos humanos", enfatizó.

Es por ello, dijo, que México desarrollará acciones reafirmando los derechos humanos como política de Estado, apoyando al Consejo en el tratamiento efectivo de sus retos y ampliando su oferta de apoyo para compartir experiencias y lecciones de otros Estados miembros.

México asumió la primera Presidencia del Consejo en 2006 con el entonces embajador Luis Alfonso de Alba y ha sido miembro del máximo órgano de derechos humanos de la ONU en los periodos 2006-2009 y 2009-2012 y espera refrendar su membresía para 2014-2016.

"Vengo aquí a manifestar el pleno compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de colaborar con el Consejo de Derechos Humanos, del cual México fue miembro desde su creación en 2006", manifestó Meade.

"Al más alto nivel de mi gobierno hay plena convicción de mantener una política de apertura al escrutinio internacional encaminada a acompañar la consolidación de las instituciones y el marco jurídico para la protección de los derechos humanos", señaló.

Meade hizo referencia a las prioridades del gobierno en esta materia entre las cuales mencionó el diseño de un nuevo Programa Nacional de Derechos Humanos con la participación de la sociedad civil.

También habló sobre la importancia de profundizar el proceso de armonización legislativa "para que el marco jurídico nacional sea congruente con nuestras obligaciones en materia de derechos humanos".

Antes, anunció la creación de un nuevo acuerdo de cooperación con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en beneficio del país y de los países de Centroamérica y el Caribe.

Subrayó la publicación en su país de una Ley General de Víctimas, el establecimiento del Sistema Nacional de la Cruzada contra el Hambre y la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, además de enfatizar la importancia de la consolidación del Mecanismo para la Protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Meade apuntó que México ha contribuido y se ha beneficiado del sistema internacional de protección y promoción de derechos humanos "para introducir de manera irreversible los cambios que hoy definen una democracia moderna".

 NOTIMEX