12 de julio de 2013 / 01:24 p.m.

Sun Valley• El presidente Enrique Peña consideró que Estados Unidos debe ver a México, como socio comercial, una gran oportunidad de invertir, más que una amenaza.

Destacó que el país tiene fortalezas por sus modificaciones estructurales y la integración económica alcanzada a través del Tratado de Libre Comercio.

Sobre la migración, destacó que entre ambos países existe el mayor número de cruces legales en el mundo, ya que pasan a diario un millón de personas y más de 350 mil vehículos.

En conferencia de prensa en Sun Valley, Idaho, donde el mandatario se reunió con empresarios con la intención de exponer los beneficios de invertir en México, señaló como una de las grandes ventajas el comercio anual entre México y Estados Unidos, que alcanza al año los 500 mil millones de dólares.

Peña expuso frente a personajes como Bill Gates, director de Microsoft, y el rey Abdullah II ibn Al-Hussein, de Jordania, que México es el segundo país que más compra a EU con 217 mil millones de dólares al año, es decir, un millón de dólares por minuto.

Este monto, dijo, es equivalente a lo que la Unión Europea en su conjunto le compra a Estados Unidos, casi el doble de lo que China (110 mil millones de dólares) y cinco veces más de lo que Brasil (43 mil millones de dólares).

Dijo que su intención fue proyectar al mundo las fortalezas y capacidades de México para atraer inversión productiva.

Después de su participación en la conferencia de Allen & Company, el Presidente mencionó que otra de las ventajas del país es que exporta más productos manufacturados que el resto de América Latina, lo que lo convierte como la segunda economía más grande de la región y la 14 en el mundo.

“Ochenta por ciento de las exportaciones mexicanas son manufacturas y únicamente 20 por ciento son materias primas”, dijo.

Dicho estatus, agregó, le ha permitido a México mantener una estabilidad macroeconómica, con una inflación de 4 por ciento; un nivel de deuda de 33 por ciento del PIB; una de las tasas de desempleo más bajas de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con 5 por ciento; así como un presupuesto balanceado, con cero déficit.

Al responder preguntas del público, Peña Nieto afirmó que México es un gran promotor del libre comercio, e hizo hincapié en que con Alemania y Gran Bretaña, es la economía más abierta de los países miembros del G-20.

Resaltó que México tiene 12 tratados de libre comercio con 44 países, que incluyen, entre otros, a los integrantes del acuerdo con Norteamérica, la Unión Europea y Japón.

El mandatario también destacó que un factor que beneficia al país en materia comercial tiene que ver con la edad de su población, mismo que repercute en la expectativa de vida y en el crecimiento económico.

Señaló que México es una nación joven, cuya población cuenta con una media nacional de 27 años, que contrasta con los 37 de Estados Unidos y los 34 de China.

Asimismo, subrayó que el país cuenta con un índice de graduados mayor, pues anualmente arroja a 106 mil ingenieros, mientras en Alemania se cuentan 74 mil y en Brasil 59 mil.

En el contexto de la conferencia de tecnología Allen & Company, el Presidente se reunió con los empresarios mexicanos Emilio Azcárraga Jean, Alfonso de Angoitia y José Antonio Fernández Carbajal; así como con Bill Gates, de Microsoft, y Warren Buffett, de Berckshire Hathaway, y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Claves

Las reformas

- Respecto a las reformas estructurales, Enrique Peña Nieto informó que en ocho meses han sido aprobadas la laboral, la educativa, de telecomunicaciones y de competencia económica.

- Dijo que en la agenda para lo que resta del año se tiene programado, a través del Pacto por México, presentar las iniciativas energética y hacendaria.

- Al Presidente lo acompañaron los secretarios de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade; de Hacienda, Luis Videgaray, y de Economía, Ildefonso Guajardo, así como el jefe de la oficina presidencial, Aurelio Nuño.

MIRIAM CASTILLO