Redacción
12 de agosto de 2013 / 05:13 p.m.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que el país se encuentra ante la oportunidad histórica de un nuevo crecimiento energético.

Al presentar su reforma energética, el mandatario aseguró que la iniciativa confirma la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos y que retoma "palabra por palabra" el artículo 27 constitucional.

Sin embargo, Peña Nieto aclaró que la reforma energética permitirá celebrar contratos de utilidad compartida con el sector privado cuando así convengan al interés nacional.

Informó que con la reforma, que también prevé un nuevo régimen fiscal para Pemex, los precios de la luz y el gas se reducirán, además de que se crearán cientos de miles de empleos con mejores salarios, por lo que los mexicanos se beneficiarán directamente.

""Confío en que el debate en el Congreso se centrará en cómo sí modernizar el sector energético y cambiar lo que hoy ha impedido avanzar al país"", dijo desde el salón Adolfo López Mateos en Los Pinos.

El titular del Ejecutivo explicó que la iniciativa será discutida a profundidad en el Pacto por México y presumió que Pemex se mantendrá como una empresa cien por ciento mexicana, "de ninguna manera se vende ni se privatiza".

En su turno, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que la producción energética de México va a la baja y que se requiere de capital, tecnología y conocimientos para explorar nuevas fuentes, por lo que se necesita asociarse con otros capitales.

""Nuestras opciones de producción y explotación, se estrechan. El futuro está en yacimientos no convencionales, en los campos de gas en el norte del país, en los difíciles pozos terrestres del aceite terciario del Golfo en Chicontepec. Requerimos de capital, tecnología y conocimiento. Es preciso asociarnos con quien los tiene"", advirtió.

El secretario agregó que la industria de los hidrocarburos tiene un impacto directo del 7.6 por ciento del Producto Interno Bruto. ""La producción de energía crece por la constante demanda. Mientras Estados Unidos reduce las importaciones de hidrocarburos, el consumo aumentan en Asia y la India"", sostuvo.

En México, dijo, producimos menos petróleo y gas natural pese a que se ha trabajado más en ello. ""En el caso del gas natural, no alcanzamos a abastecer el mercado interno"", sentenció.

""Se tienen 155 mil millones de pesos, pérdidas en los últimos nueve años. La poca disponibilidad de gas natural reportan pérdidas de 40 mil millones de pesos en ese mismo periodo. Y han significado las alertas"", agregó.