15 de agosto de 2014 / 04:48 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco volvió hoy a manifestar su estupor por la violencia en el norte de Irak y esta vez lo hizo mediante la red social Twitter, mientras cumple su segundo día de viaje apostólico a Corea del Sur.

"Mi corazón sangra cuando pienso a los niños de Irak. La Virgen, nuestra madre, los proteja", fue uno de los tres mensajes que lanzó este viernes en sus nueve perfiles lingüísticos ligados a @pontifex, en el sitio de mensajes cortos.

Los otros dos fueron: "María, reina del cielo, ayúdanos a transformar el mundo según el proyecto de Dios" y el segundo es la exhortación: "Queridos jóvenes, Cristo les llama a estar atentos y vigilantes para reconocer lo que de verdad cuenta en la vida".

Mientras tanto, el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos del Vaticano y enviado personal del Papa Francisco a Irak, celebró este día una misa en el campo de refugiados de Duhok, al norte de la Llanura del Nínive.

El purpurado señaló que los refugiados piden al Papa y a todas las personas de buena voluntad que no los dejen solos ante la tragedia, que los ha humillado y destruido.

"Estas personas sufren terriblemente a causa de los muertos que tuvieron, de las mujeres secuestradas y de sus casas que fueron robadas, por eso no saben donde estar y a donde ir", indicó en declaraciones a la Radio Vaticana.

Destacó el drama de los yezidis, la minoría religiosa más golpeada junto con los cristianos, a los cuales describió como "hombres verdaderamente frustrados", "postrados en su dignidad".

"¡No existe futuro para ellos! Se encomiendan no sólo al santo padre, también a nivel internacional para que todos intervengan en defensa de esta minoría, que ha sido profundamente violada en su dignidad", apuntó.

Foto: AP

NOTIMEX