NOTIMEX
29 de abril de 2016 / 06:12 p.m.

Estados Unidos.- En medio de protestas en el exterior del centro donde se realiza la Convención Republicana de California, el magnate inmobiliario Donald Trump aseguró que es “inevitable” su victoria por la nominación republicana a la Presidencia.

Con una breve participación, que se retrasó cerca de una hora por las protestas en el exterior, Trump se mostró seguro no sólo de ganar la nominación de su partido sino de derrotar de forma contundente a la aspirante demócrata Hillary Clinton en noviembre próximo.

“Esta no fue mi entrada más fácil. Sentí como si hubiera cruzado la frontera”, ironizó Trump al inicio de su discurso y luego de que por las protestas no sólo entró a pie por la parte trasera del centro de convenciones del hotel Hyatt Regency, en Burlingame, sino que salió por el mismo lugar sin que se dieran cuenta los manifestantes.

Por los incidentes se reportaron algunos detenidos, la quema de una bandera de Estados Unidos y algunos enfrentamientos como el ocurrido luego que un doble de Trump, vestido de traje y gorra roja, intentó llegar por la entrada del hotel.

El hombre fue rodeado por manifestantes que decían que iban a oponerse a la entrada de cualquier persona que fomente el odio y la división y luego que el hombre lanzó gritos de “¡Trump! ¡Trump!” recibió varios golpes que respondió.

Otro incidente se presentó cuando una mujer logró atravesar los retenes y con megáfono en mano trató de interrumpir el evento con consignas en contra de Trump, por lo que fue retirada por los equipos de seguridad.

“Vamos a empezar ganando otra vez. Soy diferente porque voy a ganar estados en donde nadie más ha ganado y nos vamos a enfocar en Hillary”, enfatizó Trump en su discurso.

De igual forma, Trump llamó a los convencionistas del partido republicano a apoyar su causa para ganar las elecciones primarias del 7 de junio próximo en el estado.

También minimizó que su partido esté enfrentando división por los otros candidatos. “No me preocupa voy a tener un gran impacto y con ese vamos a derrotar a Clinton”, puntualizó.

Soy el único republicano que puede ganar y competir en estados como Nueva York, Pennsylvania, Michigan y otros que son tradicionalmente demócratas”, aseguró.

Afuera la policía además de contener a los protestantes tuvo que romper los tubos con los que un grupo de manifestantes se encadenaron como parte de su protestas y en donde se tiraron al suelo. Más tarde fueron detenidos por desorden público.

Un par de horas después de que se retiró Trump decenas de manifestantes aún permanecían en el lugar, por lo que la policía les llamó a que se dispersaran o serían arrestados.