MILENIO DIGITAL
3 de mayo de 2017 / 03:09 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El día que Donald Trump asumió la presidencia de los Estados Unidos fue el mismo día que Michelle Obama se convirtió en la reina de internet. Su cara al recibir a los Trump en la Casa Blanca la convirtió, inmediatamente, en un meme.

Desde entonces, las interpretaciones de su expresión han sido varias, sin embargo la misma Michelle ofreció una explicación durante una sesión de preguntas y respuestas en la convención del Instituto Americano de Arquitectura de Orlando, Florida, reportó el sitio Today.

“No quería tener lágrimas en los ojos porque la gente pensaría que estaba llorando por el nuevo presidente”, bromeó la ex primera dama al explicar el difícil momento de recibir a la nueva familia que habitaría la casa que fue el hogar de sus hijas durante ocho años.

“Justo en ese momento de transición, cuando abrimos las puertas y recibimos a la nueva familia, mis hijas salían por la puerta trasera, llorando y despidiéndose de la gente”, dijo Michelle, quien además reveló cómo fue la última noche de Sasha, de 15 años y Malia, de 18, en la Casa Blanca.

Sasha y Malia pasaron la última noche en la Casa Blanca en compañía de sus amigas. Las chicas disfrutaron de una pijamada en la que se sirvió pizza y nuggets.

Actualmente, Barack, Michelle y Sasha viven en Washington pues decidieron quedarse en aquella ciudad hasta que la menor de las Obama termine la escuela. Por su parte Malia está en Nueva York haciendo prácticas profesionales mientras espera el comienzo del año escolar para ir a estudiar a Harvard.