21 de marzo de 2014 / 06:35 p.m.

BEIJING.- La primera dama estadounidense, Michelle Obama, se reunió el viernes con el presidente chino Xi Jinping, en su primer día de una visita de una semana a China, en un indicio de que los líderes de las dos economías más grandes del mundo están buscando construir vínculos más fuertes.

La reunión formal entre la señora Obama y Xi, en compañía de la esposa de éste, Peng Liyuan y de las dos hijas y madre de la señora Obama, ocurrió en una casa de huéspedes del estado después de que la primera dama visitó una escuela secundaria en Beijing y el antiguo Palacio Imperial.

"Aprecio mucho mi sólida relación de trabajo y amistad personal que ya establecí con su esposo", dijo Xi. "Permanecemos en contacto cercano entre conversaciones telefónicas y correspondencia", agregó.

La señora Obama agradeció a Xi por la cálida recepción para ella y su familia. "Hemos tenido un maravilloso primer día aquí en China", dijo a Xi.

La reunión no estaba en el itinerario oficial de la primera dama, pero era esperada.

"Es completamente lógico que el presidente Xi se reúna con ella, porque es un asunto de buenas costumbres que el jefe de la casa de huéspedes se reúna con la huésped de su esposa", dijo Teng Jianqun, director del departamento de estudios estadounidenses del Instituto de Estudios Internacionales de China. Agregó que la señora Obama probablemente prestó servicio de mensajera en representación del presidente Barack Obama.

Su vista a China está siendo vista como un preludio de una próxima reunión entre Xi y el presidente Obama en una cumbre de seguridad nuclear en La Haya, Holanda, donde surgirán más asuntos espinosos.

La señora Obama también hizo historia como la primera dama estadounidense que visita China de manera independiente, dijo Teng.

Michelle Obama dijo a Xi que estaba enfocada en la educación e intercambio de estudiantes durante su visita de siete días a China, que incluye tres ciudades. Sus asistentes han dicho que la primera dama planea mantenerse a distancia de asuntos beligerantes.

Antes durante el viernes, la señora Obama visitó a entusiastas estudiantes que estaban construyendo robots y tomó una clase de caligrafía china en una escuela secundaria de élite en el centro de Beijing que cuenta con 33 estudiantes estadounidenses de intercambio y con algunos estudiantes chinos que aspiran a estudiar en Estados Unidos.

En la clase de caligrafía organizada por la visita de la señora Obama, la primera dama practicó escribir el carácter chino para la palabra "eterno" bajó la guía del estudiante de 16 años Lu Yuhong.

"Estoy nerviosa", dijo la señora Obama. "No esté nerviosa", respondió Peng en inglés.

Lu dijo que él también estaba nervioso y también "muy emocionado".

"Pero la primera dama fue tan amigable. Ella fue muy accesible", comentó Lu.