NOTIMEX
1 de mayo de 2017 / 02:10 p.m.

DAMASCO.- Al menos dos mil 786 personas murieron, entre ellas 291 niños, a causa de la violencia en Siria durante abril, un número ligeramente inferior al de marzo cuando se registraron dos mil 826 muertes, según el recuento publicado hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Entre las víctimas mortales figuran 938 civiles, de los cuales 291 eran niños menores de 18 años y 151 mujeres, precisó el OSDH en su página web, en la que precisó que casi la mitad de los civiles, 453, perdieron la vida en bombardeos de aviones rusos y sirios en diferentes partes del país.

Asimismo, al menos 449 rebeldes sirios y combatientes de grupos islámicos murieron el mes pasado, además 883 milicianos, la mayoría extranjeros, de organizaciones extremistas como el Estado Islámico (EI), el ex Frente al Nusra (rama de Al Qaeda en Siria) y el Ejército Islámico de Turkestán.

Entre las fuerzas que luchan junto al régimen sirio, al menos 215 soldados del ejército regular fallecieron y 308 miembros de las Fuerzas de Defensa Nacional y otras milicias leales al presidente Bashar al Assad.

Tan sólo en las últimas 48 horas, al menos 95 personas han muerto en combates entre las principales facciones islámicas en las afueras de Damasco, según el OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con activistas en Siria.

Los enfrentamientos, que comenzaron el viernes pasado, se desarrollan en distintas partes de Gouta Oriental, el más importante bastión opositor en las afueras de Damasco.

Las tropas sirias se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas, entre ellas el EI y el antiguo Frente al Nusra.

La oposición siria informó este lunes que Rusia propuso crear en Siria cuatro zonas de disminución de la tensión: en la provincial de Idlib, al norte de la ciudad de Homs, en Gouta Oriental y en el sur del país.

En estas líneas, Rusia propone crear puestos de control "para garantizar el paso libre sin armas para los civiles y el suministro de la ayuda humanitaria", así como crear "centros de monitoreo para vigilar el cumplimiento del régimen del cese del fuego".

Siria es desde el 15 de marzo de 2011 escenario de un conflicto que ha dejado más de 320 mil muertos, unos 145 mil desaparecidos y cerca de 12 millones de desplazados internos y refugiados en otros países.