AP
31 de agosto de 2015 / 08:46 a.m.

China.- El presidente chino Xi Jinping firmó la amnistía a un prisionero como parte de las conmemoraciones por el fin de la Segunda Guerra Mundial, la cual podría abrir la puerta para que sean liberados miles de reos, incluidos veteranos de guerra y juveniles.

La firma ocurrió el mismo día que la legislatura de China aprobó la amnistía.

La agencia oficial de noticias Xinhua informó que para el fin de este año serían liberados miles de prisioneros, pero que la cifra exacta se conocerá hasta que tribunales provinciales hayan terminado de revisar las sentencias.

Entre los elegidos están veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de la guerra civil china que terminó con la victoria del comunismo en 1949, y de conflictos subsecuentes como la Guerra de Corea de 1950 a 1953.

También están incluidos prisioneros de más de 75 años y de menos de 18 que hayan sido sentenciados a tres años de prisión o menos, junto con aquellos que estén muy enfermos o no sean capaces de cuidar de sí mismos.

La amnistía no incluye a delincuentes reincidentes ni a quienes hayan sido condenados por delitos graves como abuso de confianza, soborno, terrorismo, crimen organizado, homicidio, violación y delitos relacionados con droga.

Se trata de la octava amnistía bajo el régimen del Partido Comunista desde 1949. Entre beneficiarios de amnistías previas se encuentran prisioneros políticos, incluido el último emperador de la Dinastía, Puyi, quien fue enviado a prisión por colaborar con Japón.