AP
16 de febrero de 2014 / 07:52 p.m.

Caracas. — Fuerzas de seguridad de Venezuela allanaron las viviendas de Leopoldo López y sus padres durante la madrugada del domingo, tratando de arrestar al dirigente opositor por su supuesta implicación en los incidentes violentos que se han presentado en días recientes en Caracas y otras ciudades del interior del país.

La vivienda de López, líder nacional del partido opositor Voluntad Popular, y la de sus padres fueron allanadas por miembros de la Dirección General de Inteligencia Militar (DGIM) y de la Guardia Nacional, informó el jefe de prensa de la organización política, Johan Merchan, en su cuenta de Twitter.

Merchan indicó que los funcionarios militares se presentaron primero en la casa de los padres de López, en el este de la ciudad, donde estuvieron media hora, y luego se trasladaron a la residencia del opositor, donde realizaron un allanamiento por una hora.

López tiene orden de captura por su supuesta responsabilidad en los hechos violentos que se han registrado en el país en los últimos cuatro días. El dirigente opositor, que asegura ser un "perseguido político" del gobierno, ha rechazado los señalamientos.

Al condenar el proceso contra López, el líder opositor Henrique Capriles afirmó el domingo que el dirigente "no solamente está en el país, sino que va a hacerle frente a esta situación de persecución del gobierno".

Dirigiéndose al presidente Nicolás Maduro, el ex candidato presidencial opositor dijo: "Hay formas de controlar (las protestas). Usted no puede reprimir una manifestación a plomo. Eso es completamente violatorio de todos los tratados, todas las garantías de los derechos humanos, nuestra constitución".

El gobernador de estado central de Miranda llamó a los militares a cumplir su rol y dijo que "la fuerza armada no es un brazo ejecutor de directrices de un partido político".

Capriles criticó la postura que ha mantenido el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, frente a la crisis de Venezuela y dijo que es una "vergüenza" para toda América.

El dirigente anunció que convocará en los próximos días a una protesta en rechazo a los grupos paramilitares que operan en el país.

Maduro fustigó el sábado a López durante una concentración oficialista en el centro de Caracas. Sin mencionar su nombre, el mandatario dijo: "Cobarde fascista, entrégate que te estamos buscando".

El gobernante responsabilizó al ex presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, de "estar detrás de todos esos movimientos violentos que se desarrollan en Venezuela", y dijo que "quiero decirle a los locos fascistas que Maduro no va a renunciar".

La Fiscalía General abrió el año pasado dos procesos contra López, de 42 años, por la supuesta malversación de una partida presupuestaria cuando ejercía como alcalde de un municipio capitalino hace 12 años, y por las presuntas irregularidades que se habrían cometido con dos donaciones que efectuó la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) en 1998 a favor de la asociación civil Primero Justicia que tiempo después se transformó en un partido.