Óscar Rodríguez 
30 de julio de 2013 / 02:18 a.m.

 

Oaxaca • El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, minimizó al grupo de activistas que se opone a la autopista a Tepoztlán, precisando que solo se trata de un grupo minoritario de menos de 50 gentes que no originarios de la zona y que no representan un factor de resistencia real, y que tienen un punto de vista “radical” que no va reprimir.

El mandatario dijo estar dispuesto a dialogar con los inconformes y someter a referéndum la obra de infraestructura que se ejecuta, con la certeza de que ganará la consulta ciudadana, porque la razón le asiste.

Negó que Tepoztlán sea un foco rojo, ya que el lugar se encuentra en calma, “ yo camino por el lugar y no me pasa nada.”.

Narró que en Tepoztlán desde el pasado se ha intentado hacer grandes cosas, pero no se lograron, y ahora que tenemos la legitimidad y el apoyo de la gente vamos hacer las cosas que no se hicieron en el pasado por falta de respaldo popular.

Recordó que antes de que se inicie la obra se consultaron a todas las comunidades, a los diferentes sectores sociales, además de los ejidatarios y comuneros y se aprobó con anticipación la realización de la referida autopista.

El mandatario de Morelos acudió como invitado del gobernador Gabino Cué a la clausura de los festejos de la Guelaguetza y dijo que “ellos no quieren la consulta porque si se hace saben que la pierden, porque todos los ayudantes municipales, el cabildo electo democráticamente, los comuneros y los ejidatarios han firmado el acuerdo de que haga la autopista, ellos no quieren la consulta, pero si la quieren la hacemos por segunda vez”, afirmó Graco Ramírez.

Afirmó que quien conoce Tepoztlán sabe que la oposición a la obra no tiene justificación, porque los trabajos que se están realizando busca favorecer el acceso a uno de nuestros destinos turísticos más importante, evidenciando que Tepoztlán es un pueblo mágico, y se busca hacer una vía accesible para mejor su atractivo”.

Dijo que actualmente el camino viejo que hay rumbo al poblado es complicado, registra un gran número de accidentes y la gente está convencida en su mayoría que esa parte que hace falta se debe hacer “y es la hora que lo vamos hacer, aceptó.

Mencionó que la gente que se opone, afirma que se daña la ecología y el entorno natural y ello es una mentira, porque se ha comprobado con estudio que se cuidará la biodiversidad de la zona.

Mencionó que hay zonas de reserva de fauna y no habrá tala de ningún árbol, tampoco se habrá de afectar el área natural protegida que está cercana, “la carretera cruzará por otro lado”.

El gobernador morelense se mostró preocupado por el asesinato del mando militar en Michoacán y se pronunció por hacer valer la ley y el Estado de derecho porque en algunas zonas del país se están procreando ínsulas de anarquía que deben ser sometidas.

“Yo no comparto la figura de las policías comunitarias, o gente armado irregularme. Creo que estamos caminando peligrosamente hacia una situación donde la delincuencia se disfrazada de policía comunitaria y está el ejemplo de Guerrero, Tamaulipas y Michoacán”.

Graco dijo que tienen que haber decisiones muy fuertes y drásticas, por que en el tema de justicia y seguridad no se puede jugar “hay que rescatar a la población en Michoacán que es rehén de dos sectores, de delincuentes que han convertido a un gran número de poblaciones en sus rehenes”.

Dejo claro que en este escenario no se trata de guerrillas políticas como era en los 70s, en esta ocasión con grupos delincuenciales armados que actúan a nombre grupos de auto defensa que deben ser sometidos ante el imperio de la ley”.

En Tamaulipas, reconoció también se vive un estado de excepción en la frontera con Estados Unidos.

Graco dijo que es tiempo de cerrar filas para que el estado Mexicano, haga valer la ley, por encima de intereses de partido.

Indicó que las fuerzas progresistas de izquierda en su propia trinchera si quieren cambios, debe ser bajo el Estado de derecho, para imponer la ley y no permitir que regrese el autoritarismo, ni el régimen autoritario y represivo del pasado.

“Creo que debe haber un gran acuerdo nacional para frenar la inseguridad, de la misma manera como lo hicimos para realizar la reforma educativa y trabajamos para generar la energética y fiscal.

Debemos vencer las ínsulas de impunidad que se están creando, de lo contrario estamos al borde de la ingobernabilidad democrática”.

El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, firmó un acuerdo de intercambio cultural con el gobernador de Oaxaca, donde se busca fortalecer los lazos y vínculos entre ambas entidades.