NOTIMEX
21 de abril de 2016 / 03:40 p.m.

Oslo.- La ministra de Inmigración de Noruega, Sylvi Listhaug, Ministra noruega salta al mar para sentirse como refugiada, recibió hoy críticas irónicas en las redes sociales, tras publicarse que se arrojó al Mar Mediterráneo con un traje completo de supervivencia para “ver lo que se siente ser un refugiado”.

“La próxima semana Listhaug experimentará lo que se siente al estar ciego, cerrando los ojos”, escribió un usuario de Twitter, mientras que otro dijo que la funcionaria “tendrá que sentarse en una silla durante cinco minutos para sentir lo que es una parálisis

También políticos noruegos criticaron la “experiencia” de la ministra de Inmigración, como Karin Andersen, miembro del Partido de la Izquierda Socialista, quien ironizó “¿Hay que abrir la ventana para saber realmente lo que se siente no tener un hogar?”.

Las críticas llegaron tras la publicación, en medios de comunicación noruegos, de imágenes en las cuales se observa cuando la funcionaria noruega salta de un barco de rescate noruego y flota en el mar, vistiendo un traje de supervivencia que la cubre de cabeza a pies.

Listhaug, miembro del Partido Progreso y conocida por su postura de línea dura, llevó a cabo su experiencia en la costa de la isla griega de Lesbos con la finalidad de “familiarizarse” con el trabajo de rescate que hace la tripulación del barco noruego Peter Henry von Koss.

La ministra declaró que flotando en el mar también se tiene la oportunidad de ver las cosas desde la perspectiva de los inmigrantes que arriesgan sus vidas cruzando el mar con el objetivo de llegar a Europa.

“No podemos ponernos en la misma situación que los refugiados, pero se puede ver desde esa perspectiva, cómo van a estar en el agua de esa manera”, dijo Listhaug, citada en reportes de la edición noruega del periódico The Local.

“Ellos no tienen un traje de supervivencia, así que no es comparable”, agregó.

La lluvia de críticas no se hizo esperar y algunos usuarios de las redes sociales también se dijeron decepcionados por la “hazaña” que calificaron como un truco publicitario, ya que Listhaug se comprometió a endurecer las normas de inmigración en diciembre pasado.

El Partido del Progreso se opone a la migración y ha propuesto la adopción de requisitos más estrictos para la reunificación familiar y para obtener la residencia permanente en Noruega.