27 de marzo de 2013 / 12:35 a.m.

La Auditoría Superior de la Federación acusó a la Secretaría de la Función Pública de incumplir sus responsabilidades de inspección y vigilancia en la construcción de la obra.

 México • La Estela de Luz sufrió un "recorte" de más de 3 mil 400 metros cuadrados respecto al proyecto concursado, pero su costo fue casi tres veces superior al originalmente previsto, debido a que la empresa constructora "infló" de manera "insostenible e injustificada" el precio del acero de 122 a 261 pesos por kilogramo.

Así lo confirmó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y acusó a la Secretaría de la Función Pública de incumplir sus responsabilidades de inspección y vigilancia en la construcción de la obra, así como en la aplicación de sanciones a los funcionarios que incurrieron en irregularidades diversas.

El "Informe sobre la Fiscalización Superior del Monumento Estela de Luz" difundido este martes detalla que el Comité Técnico del Fideicomiso para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia determinó contratar a III Servicios para construir la Estela de Luz, sin que esa empresa tuviera capacidad, infraestructura ni personal competente para ejecutar la obra.

Como consecuencia de ello, el proyecto fue subcontratado al cien por ciento, con un gasto adicional de más de 752 millones de pesos, para alcanzar un costo total de mil 146 millones.

La ASF documentó, además, sobreprecios y pagos improcedentes por 400 millones de pesos en materiales y servicios.

"De manera insostenible, (se autorizó) un precio extraordinario superior al del concurso en dos ocasiones: a 222.55 pesos por kilogramo, el 1 de septiembre de 2010, y a 261.86 pesos por kilogramo, el 28 de diciembre de 2011, lo que generó un sobreprecio al acero inoxidable que derivó en un pago injustificado de 191millones 410 mil pesos", detalló.

El órgano superior de fiscalización consultó en su momento a la empresa certificadora internacional SGS de México, S.A. de C.V., la cual confirmó expresamente que el tipo de acero S32101 no sufrió modificación alguna respecto del que fue adquirido e instalado en el Monumento Estela de Luz, e hizo constar que el costo originalmente contratado en 122.24 pesos por kilogramo era razonable en las condiciones vigentes en el mercado internacional a la fecha del contrato.

La ASF halló otras inconsistencias en la compra de ese material, para alcanzar un pago excesivo de 248 millones de pesos tan solo en el acero, que sumado a otras irregularidades representó pagos injustificados hasta por 400 millones de pesos.

El informe confirma también que la adjudicación directa de la obra a Gutsa violentó diversas disposiciones, toda vez que esa empresa estaba inhabilitada para concursar por proyectos del gobierno federal en aquel momento.

"En cuanto a la Secretaría de la Función Pública, la ASF concluyó que esta dependencia no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a sus funciones de inspección y vigilancia de la construcción del monumento Estela de Luz, ni determinó las responsabilidades de los servidores públicos por las irregularidades detectadas en sus revisiones", subraya el documento.

Además, advierte, "las múltiples instancias que participaron en el Comité Técnico del Fideicomiso, así como III Servicios SA de CV y el Banjército tomaron decisiones sin una adecuada coordinación y la plena observancia de la normativa para asegurar la eficacia, eficiencia y economía en el uso de los recursos públicos, lo que propició que el costo de la construcción se elevara en 192.0%respecto del contratado originalmente y que la inauguración se realizara el 7 de enero de 2012, más de 15 meses después de la fecha prevista originalmente (15 de septiembre de 2010)".

FERNANDO DAMIÁN