20 de julio de 2013 / 08:01 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, aseguró que modernizar el sector energético del país, no significa privatizar, sin embargo, rechazó que sea a través de cambios constitucionales como se pueda detonar el sector.

Además, emplazó al gobierno federal para que explique y proponga soluciones a los problemas derivados de prácticas añejas de corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex) y sus subsidiarias.

“Es momento que este gobierno dé a conocer qué políticas nuevas y más eficaces habrán de implementar para un mejor manejo de las reservas de hidrocarburos y de los recursos excedentes por la venta del petróleo y sus derivados”, dijo.

Mencionó que en la actualidad no tiene sustento entre la población el discurso de que para modernizar la paraestatal se requiere reformar la Constitución y así abrir el sector energético a la inversión privada.

Destacó que ningún actor o representante popular, ya sea del Poder Legislativo o del Ejecutivo, está legitimado para decidir de manera unilateral el destino de los recursos de México, como el petróleo.

Aureoles insistió en que la modernización no se debe reducir al discurso de los cambios constitucionales para abrir el sector a la inversión privada.

Por ello, recalcó que la verdadera reforma energética tiene otros componentes y es posible alcanzarla sólo con la aplicación de medidas adecuadas y protegiendo la soberanía del Estado sobre los recursos naturales.

El jefe de la bancada perredista en San Lázaro reconoció la necesidad de modernizar y fortalecer el sector energético nacional, incluso, dijo, está claro que la industria petrolera debe retomar su posición de conductora del crecimiento económico e impulsora de la industrialización del país.

Afirmó que la propiedad de la nación sobre los recursos naturales del subsuelo, dentro de ellos el petróleo, tiene un gran significado para los mexicanos, no solamente por su implicación económica, sino también, por el nexo psicológico entre la persona y su territorio, que le da identidad y sentido de pertenencia.

Aureoles puntualizó que para la mejora integral del sector no se necesita comprometer la renta petrolera, ni la modificación de disposiciones constitucionales.

ISRAEL NAVARRO